Asaja Castilla y León demanda más controles para evitar la escalada de robos en las explotaciones

Imagen de la reunión mantenido entre Asaja y la subdelegación del Gobierno

Asaja ha lamentado "el retraso en la aprobación de la reforma del Código Penal, reclamación recogida por Ruiz Medrano, que ha asegurado que la normativa verá la luz a mediados de abril".

La Junta Directiva de Asaja de Castilla y León se ha reunido con el delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano, para analizar los resultados del conocido como Plan ROCA, de lucha contra el robo en explotaciones agrícolas y ganaderas, en un momento en el que se incrementan las tareas en el campo, y también el número de sustracciones de maquinaria, infraestructuras de riego y eléctricas o carburantes.

 

Una vez más Asaja ha lamentado "el retraso en la aprobación de la reforma del Código Penal, reclamación recogida por Ruiz Medrano, que ha asegurado que la normativa verá la luz a mediados de abril".

 

Asaja considera que “ya es hora de que exista una herramienta legal que permita hacer frente a estos delincuentes, en su inmensa mayoría reincidentes, porque han hecho de robar a los agricultores y ganaderos su medio de vida”.

 

Las modificaciones en el Código Penal permitirán que estos delitos pasen de ser considerados falta a hurto, con lo que las penas aplicadas también se endurecerán, pasando de uno o tres años. También se considerará la reincidencia como agravante y se cercarán a las redes de recaptación de lo robado, garantizando los controles sobre la venta de chatarra y material de segunda mano.

 

Con la intensificación en primavera de las labores agrícolas y la actividad en el campo, especialmente en las parcelas de riego, "muchas veces en el punto de mira de los ladrones, Asaja ha pedido al delegado que la Guardia Civil intensifique su presencia en toda la Comunidad Autónoma y, muy especialmente, en las áreas más castigadas, las próximas a autovías y grandes vías de comunicación".

 

Asaja valora el papel que desempeña la Benemérita, “una institución que cuenta con la confianza de la población rural, porque es de las pocas que no ha abandonado a nuestros pueblos, y que necesita de recursos suficientes para que haya un número importante de agentes dando seguridad al medio rural, y no solo preocupados por recaudar multas”, subraya Donaciano Dujo, presidente de la organización agraria.

 

Por su parte, el equipo de la Delegación del Gobierno ha defendido la caída del número de delitos contra el patrimonio en el medio rural de los últimos años, pasando de los 1.932 delitos del año 2012, a los 1.800 del año 2013 y a los 1.460 de 2014. Sin embargo, Asaja recuerda que “esa cifra de 1.460 sigue siendo muy importante, puesto que significa que cada día del año se registrarían cuatro de estos delitos en nuestra Comunidad Autónoma, y eso sin contar con otros robos que el agricultor no denuncia porque piensa que no le compensa”.