Arroyo y Simancas depurarán sus aguas residuales en Valladolid gracias a una inversión de seis millones

BORIS GARCÍA

La Junta y los propios Ayuntamientos construirán sendos colectores para trasladar todas las aguas residuales de los municipios a la EDAR del Valladolid, ubicada en el Camino Viejo de Simancas.

Las localidades de Arroyo de la Encomienda y Simancas traerán sus aguas residuales a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Valladolid gracias a una inversión de 6,2 millones de euros que asume la consejería de Fomento y Medio Ambiente y, en menor, medida los propios municipios. Este viernes el consejero Antonio Silván y los alcaldes de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva; Arroyo de la Encomienda, José Manuel Méndez; y Simancas, Miguel Rodríguez, han firmado un acuerdo para la creación de esta infraestructura.

 

Las obras en Arroyo consistirán en la ejecución de varios colectores que recogerán todas las aguas residuales de una población equivalente futura de 55.000 habitantes; se bombearán por debajo del río Pisuerga hasta la EDAR de Valladolid, ubicada en el Camino Viejo de Simancas, lo que supondrá una inversión de casi dos millones y medio de euros, de los cuales 375.000 euros los aporta el Consistorio. El plazo de ejecución será de 12 meses.

 

Por su parte, el proyecto recoge en Simancas la construcción de un emisario que reúna todas las aguas residuales de la localidad y de sus numerosas urbanizaciones, que se conducirán por medio de un colector hasta Valladolid. La inversión será aquí de 3,7 millones de euros, de los cuales 560.000 euros son aportados por el Ayuntamiento. No obstante, el alcalde Miguel Rodríguez ha avisado que esta inversión “no repercutirá en los bolsillos de los simanquinos, pues se ejecutará con cargo a los Planes Provinciales”. En doce meses estará finalizada la obra que podría dar servicio a 28.000 habitantes.

 

Para el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, este convenio es fruto de lo que demanda la sociedad, “un ejercicio de entendimiento, colaboración, acuerdo y eficiencia”. Asimismo, ha remarcado algunos datos. “La inversión en la provincia de Valladolid en materia de infraestructuras de depuración de aguas residuales es de 16 millones de euros y de 40 en la Comunidad”. Silván ha asegurado que se cumplirá así el Plan Nacional de Calidad de las Aguas, promovido por la Unión Europea, por el que todos los municipios deberán depurar sus aguas residuales en 2015.

 

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha argumentado que la EDAR de la capital, construida entre los años 1997 y 1999 se hizo con “visión de futuro” y es “bueno” que los municipios aledaños puedan depurar las aguas en Valladolid por una triple razón: “se mejora el rendimiento de la inversión inicial, suponen unos costes menores y el funcionamiento de la depuradora mejora”. Para León de la Riva este es el convenio “del sentido común”. Por último, José Manuel Méndez, calificó de “buena noticia” el acuerdo y pidió “agilidad” para el proyecto.

Noticias relacionadas