Arroyo tendrá 229 plazas para mayores en Vega de la Encomienda, a partir de enero

Con una inversión es de 7,5 millones de euros y cien puestos de trabajo, será el primer centro en la provincia que cumpla con la normativa al cien por cien del novedoso proyecto de la Junta ‘En mi casa’.

 

Arroyo de la Encomienda contará a comienzos de año con un nuevo centro residencial multiservicios para la atención a personas mayores. El proyecto lo está ejecutando en estos momentos la empresa Gerovitalia, que pondrá a disposición de las familias 229 plazas de calidad para atención a personas mayores, gracias a una inversión de 7,5 millones de euros.

 

Se trata de un nuevo concepto de las residencias de ancianos, que busca lugares céntricos en áreas urbanas para que los mayores puedan hacer una vida normal como ‘en su casa’ bajando a pasear por el barrio o a comprar en las tiendas cercanas relacionándose con el resto de los vecinos, en lugar de estar en edificios aislados.

 

'En mi casa'

 

Así, uno de los mayores atractivos del edificio es que busca cumplir toda la futura normativa que entrará en vigor próximamente al amparo del proyecto de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León. Se trata del novedoso proyecto 'En mi casa', y este será el primer centro en la provincia que cumpla con la normativa al cien por cien. En esencia es un plan que va dirigido a las personas, y no a la gestión del día a día de los centros como se venía haciendo hasta ahora. Se busca crear edificios sin barreras en sus accesos y en su entorno, ya desde la calle, y que se encuentren adaptados a los núcleos urbanos. Hasta ahora, la mayor parte de residencias se encuentran en lugares apartados de los núcleos urbanos o residenciales. ‘Queremos ha explicado el gerente Diego Ortega, contar con un modelo arquitectónico que haga posible y facilite un nuevo modelo de gestión, en el que gana importancia lo que el mayor quiere y opina, generando un trato personal y familiar desde los espacios que se habitan. Hasta el edificio huye de la imagen de institución que tienen los geriátricos hoy en día`.

 

En Vega de la Encomienda

 

La residencia estará ubicada en Vega de la Encomienda, contará con una zona ajardinada central de aproximadamente 3.500 m2. En esta zona se proyectan zonas de paseo, áreas de juegos de niños, rehabilitación al aire libre, zonas de paseos acotadas para residentes con problemas cognitivos y jardines terapéuticos.

 

La residencia ocupará tres plantas, las habitaciones se distribuirán en las plantas de arriba y en la planta baja se ubicarán todos los servicios comunes. Contará con diferentes salas de estar, salas de lectura, ocupacionales, salas para familiares, peluquería, farmacia, despachos sociosanitarios (médico, enfermería y sala de curas), comedores y cafetería.

 

Además se establecen distintas salas de rehabilitación con equipamientos especializados en diferentes terapias. Existirá una piscina de rehabilitación. Contará con una cocina preparada para poder atender, además de los residentes, a servicio de ayuda a domicilio de la comarca. Por supuesto se proyectan también plazas de aparcamiento, lavandería, vestuarios, así como distintos cuartos técnicos y de mantenimiento. En las plantas superiores se distribuyen los dormitorios y además zonas comunes, de convivencia, salas ocupacionales y comedores de planta.

 

7.500.000 euros de inversión

 

Gerovitalia invertirá en total 7.500.000 de euros en el proyecto empresarial, que contará con 229 plazas distribuidas en 70 habitaciones dobles y 89 habitaciones individuales, el 95% de las plazas de carácter privado, mientras que el 5% serán concertadas. La empresa mantiene la idea de abrir sus puertas entre enero y febrero de 2014 y dependiendo de la patología, grado de dependencia y tipo de habitación, un usuario podrá vivir en la residencia de Arroyo desde los 1.250 euros al mes.

 

Las obras se han iniciado en el mes de junio con la demolición del interior del edificio porque la distribución que presentaba no resultaba válida para el nuevo uso, por las dimensiones de los pasillos, la accesibilidad y las medidas de las habitaciones. Durante el mes de julio se están realizando las nuevas divisiones con tabiquería y antes de que finalice el verano se quiere cerrar el edificio por completo.

 

Diego Ortega desea destacar ‘las enormes facilidades con las que nos hemos encontrado desde el principio por parte del Ayuntamiento de Arroyo. Queremos tener integración en el municipio y ser un ente más. Hemos encontrado muchas ayudas, especialmente del alcalde, que está muy pendiente del avance de las obras, como estuvo pendiente de las negociaciones para adquirir el edificio, y de nuestras necesidades’.

 

Cien puestos de trabajo

 

El nuevo proyecto de Arroyo generará cien puestos de trabajo, que serán ocupados en la mitad por empleados del grupo en otros centros, con un importante grado de experiencia, mientras que la otra mitad serán puestos de nueva creación, y que tras el acuerdo firmado con el Ayuntamiento de Arroyo, los vecinos de Arroyo empadronados con cualificación suficiente serán beneficiados a la hora de su contratación.  

 

Hacia la nueva geriatría

 

Los nuevos espacios interiores, el nuevo tratamiento del entorno y la nueva imagen del edificio, son consecuencia de la nueva filosofía que busca Gerovitalia o Gerovitae en su proyecto innovador de Arroyo, basado en tres pilares importantes: nueva imagen arquitectónica, interrelación con el entorno, e interior de la edificación.

 

Respecto a la nueva imagen arquitectónica, lo principal es que el edificio huye de la imagen de institución que tenía hasta este momento, buscando la integración arquitectónica en el entorno. Se trata de buscar una imagen residencial, jugando en cada caso con elementos propios de la arquitectura en una escala menor, propia de una casa o un hogar. En este proyecto de Arroyo, el edificio se enclava en una zona de vivienda colectiva y no se diferenciará del resto de los bloques de viviendas, algo muy importante para los responsables de Gerovitalia y su nuevo concepto residencial.

 

Los mayores cambios que se proponen en Arroyo se producen en el interior de la edificación. Se trata de buscar espacios que fomenten los conceptos fundamentales del nuevo modelo, como son los de autonomía, capacidad de decisión y dignidad. Las residencias se convierten en agrupaciones de unidades de convivencia sociosanitarias modulares. Cada una de esas unidades de convivencia funcionará como un hogar para los mayores. Con aproximadamente 10 dormitorios individuales, cada unidad comparte zonas comunes habituales en una vivienda, como es la cocina, sala de estar, comedor, zona de plancha, zona de visita de familiares y amigos.