Arroyo programa talleres dirigidos a hombres y mujeres para fomentar la igualdad

Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda.

‘La supervivencia en el hogar’ y ‘La vida cotidiana es cosa de dos’ son los títulos de los  que se impartirán en Arroyo, en noviembre. Los hombres aprenderán tareas típicas de mujeres y las mujeres chapuzas masculinas.

El Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda ofrece dos talleres de corresponsabilidad -‘Supervivencia en el hogar’ y ‘La vida cotidiana es cosa de dos’- para que las familias aprendan a convivir intercambiando las tareas que ‘tradicionalmente se han dejado al otro’.

 

Los talleres están organizados por la Diputación de Valladolid dentro del programa del V Plan de Igualdad de Oportunidades, en colaboración con el Ayuntamiento de Arroyo. Las inscripciones se abrieron el 1 de octubre y tan sólo es necesario acudir a la Oficina de Atención al Ciudadano, OAC, situada en el Ayuntamiento.

 

"A través de estos talleres, explica la concejal de Política Social, Mar Redondo, hombres y mujeres aprenderán sobre todo a delegar funciones para que la casa y todo lo que conlleva, compra de alimentos, menús diarios, limpieza, crianza y educación de los niños o realizar los pequeños arreglos de electricidad o fontanería sea cosa de dos".

 

Así, el taller destinado prioritariamente a hombres consta de 13 sesiones, tres teóricas que llevan por título: ‘La igualdad me hace más hombre’, ‘Vida cotidiana e igualdad’ y ‘Masculinidad’ y 9 sesiones prácticas donde aprenderán, entre otras cosas, a hacer un presupuesto familiar y planificación semanal o mensual, el tratamiento de la ropa, limpieza y mantenimiento del hogar; alimentación y nutrición, y cocinar de manera fácil y sana.

 

Las mujeres por su parte aprenderán en tres sesiones ‘Cosas de casa’, como arreglos básicos de fontanería, calefacción y electricidad y mantenimiento y bricolaje. Los talleres concluyen con una sesión sobre ‘La vida cotidiana es cosas de dos’ donde, explica Mar Redondo, ‘se intentará transmitir la importancia de compartir tareas y responsabilidades familiares para mejorar la convivencia y educar a los más pequeños en la igualdad’.

 

Los talleres se justifican debido a que los cambios sufridos en las últimas décadas en las familias han conllevado modificaciones en los modelos de funcionamiento, sus formas de comunicación, sus costumbres y estilos de vida, así como la forma de organizar el hogar y la distribución de las tareas y responsabilidades.

 

Es en esta distribución cuando surgen las diferencias de género lo que puede provocar problemas de convivencia y en el futuro problemas de igualdad de género.

 

De ahí que el Ayuntamiento de Arroyo, a través de la concejalía de Política Social fomente talleres y cursos de corresponsabilidad, con el objetivo de promover y enseñar a las familias nuevas estrategias de actuación que consigan una igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres que debe iniciarse en el hogar y en la convivencia diaria, además de dar ejemplo a los pequeños para que en un futuro estos talleres sean sólo una anécdota del pasado.