Arroyo de la Encomienda se apunta a la explosión de color y diversión de la Holi Run

Participantes de la Holi Run que ha tenido lugar en Arroyo. TRIBUNA

Hasta 6.000 personas se han apuntado finalmente a esta prueba en la que los corredores reciben 'pinturazos' mientras tratan de llegar a la meta.

Un día estupendo, al contrario que el pasado 27 de abril cuando hubo que posponer la prueba por la lluvia, muchas ganas de pasarlo bien y pintura. Mucha pintura. Este domingo ha tenido lugar la Holi Run en Arroyo de la Encomienda, una prueba que ha reunido a 6.000 participantes a las puertas del centro comercial Rio Shopping y que, tal y como se esperaba, ha resultado ser un hervidero de deporte, diversión y música.

 

Daba igual la edad, tampoco importaban los ganadores. El sol que brillaba en el cielo invitaba a pasarlo en grande al ritmo de la potente música, mientras los colores naranja, azul, verde... y todos los que se puedan imaginar acaban impregnando caras y camisetas por doquier. Nada menos que cinco kilómetros con la mochila de regalo a la espalda que los más avispados recorrieron a todo trapo y los más pausados andando.

 

Y es que no había más que echar un vistazo alrededor para comprobar que la gente quería pasarlo bien. 6.000 almas dan mucho ambiente a un espacio como el habilitado, con una trayectoria bien marcada por los arcos de colores. Al final estaba la meta, pero eso era lo de menos. Las risas y gritos estaban a la orden del día para demostrar lo que es esta Holi Run.

 

Pero había más. Tras concluir la prueba, tuvo lugar la llamada Holi Boom, con la que todos los presentes pudieron disfrutar de bailes y danzas al ritmo que marcaba el DJ, todavía impregnados de colores y polvos en sus cuerpos. Una experiencia única y que a más de uno le costará olvidar.