Arranca la campaña de venta de entradas con el objetivo de llenar Zorrilla ante el Barcelona

BORIS GARCÍA

El Real Valladolid arranca este lunes la venta de entradas para la visita del club blaugrana el 8 de marzo, con descuentos para que los abonados puedan invitar a quien deseen.

LISTA DE PRECIOS:

 

Abonado: Grada sur, 35. Grada norte, 40. Grada este, 45. Grada oeste, 60. Tribuna norte, 50. Tribuna este y zona visitante, 60. Tribuna oeste, 75. Tribuna especial, 85. Palcos privados, 90.

 

No abonado: Grada sur, 50. Grada norte, 50. Grada este, 55. Grada oeste, 70. Tribuna norte, 60. Tribuna este y zona visitante, 70. Tribuna oeste, 90. Tribuna especial, 100. Palcos privados, 100.

El Valladolid sigue con la campaña para atraer de nuevo público a Zorrilla, después del llamamiento frente al Levante el pasado viernes. Esta vez el próximo rival que visitará Zorrilla, visita a La Rosaleda mediante, será uno de peso y de los más atractivos de la temporada, nada menos que el FC Barcelona. Por ello, el club ha vuelto a poner en marcha la maquinaria para tratar de sacar beneficio económico.

 

De esta manera, y siempre con los socios acudiendo de manera gratuita, todos y cada uno de ellos tendrán la opción de comprar dos entradas a precio reducido en su misma zona para invitar a quienes deseen. Una campaña que, por cierto, ya ha arrancado este mismo lunes y tendrá vigencia hasta la disputa del partido.

 

Al igual que en la promoción contra el equipo levantino, los puntos de ventas son los habituales para estas gestiones del club, es decir, las tiendas de Justo Muñoz en la calle Teresa Gil y en Río Shopping y las oficinas del estadio, esta última en horario de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00, con el condicionante de que el sábado 1 de marzo las oficinas estarán cerradas y el domingo no se venderán entradas de ninguna de estas maneras.

 

En cuanto al propio día del partido, solo podrán comprarse entradas en las taquillas –que no en las oficinas- desde las 11.00 hasta las 16.00, momento en que arranca el partido.

 

Una medida más para tratar de llenar las gradas de Zorrilla de color blanquivioleta, si bien ante el Levante se obtuvo resultado a medias al reunirse 14.885 aficionados en la grada, poco más de dos mil o tres mil de los que suelen acudir habitualmente. En este caso, obviamente, el reclamo del FC Barcelona es mucho más tentador, por lo que se espera una gran entrada en el estadio en un partido en el que el ánimo de la afición se antoja fundamental.