Argelia, a sorprender sin presión

Argelia jugará un Mundial por cuarta vez en su historia con el objetivo de ser una de las sorpresas de la competición e intentar desbancar al menos a una de las dos grandes favoritas de su grupo, Bélgica y Rusia, para conseguir así superar la fase de grupos por primera vez, ya que en sus tres presencias mundialistas anteriores (1982, 1986 y 2010) siempre se quedaron fuera en la primera de las cribas de la competición.

 

FICHA TÉCNICA


Participaciones: Cuatro (1982, 1986, 2010 y 2014).

Mejor resultado: Primera fase.

Palmarés: Campeón de la Copa África (1990).

Cómo se clasificó: Play-off contra Burkina Faso.

Calendario:

17/06: 18.00 Belo Horizonte Bélgica - Argelia.

22/06: 21.00 Porto Alegre Corea del Sur - Argelia.

26/06: 22.00 Curitiba Rusia - Argelia.

Tras pasar sin pena ni gloria por la última cita mundialista, Argelia quiere hacer historia con un grupo de jugadores muy jóvenes pero que empiezan a despuntar en algunas de las grandes ligas Europeas. Entre esos países está España, donde juegan Mehdi Lacen (Getafe), Yacine Brahimi (Granada), Sophiane Feghouli (Valencia) y Liassine Cadamuro (Mallorca). Una lista a la que hay que añadir a Hassan Yebda, actualmente en el Udinese italiano pero que empezó la temporada junto a Brahimi en el Granada.

El país transalpino es otro de los principales destinos de los jugadores argelinos. Saphir Taider (Inter), Faouzi Ghoulam (Udinese) y Djamel Mesbah (Livorno) militan en Italia. También hay jugadores en Inglaterra y Portugal que hacen que los argelinos hayan ganado experiencia competitiva.

Y esa competitividad le hará falta para intentar firmar un histórico pase a la segunda fase del Mundial, algo que tuvo a su alcance en su debut, en España'82, donde fue víctima del sonrojante partido entre la RFA y Austria, que la dejó sin opciones después de haber sorprendido a los alemanes. En México y Sudáfrica no brilló tanto, sumando dos empates entre ambas citas, pero ahora puede tener una buena oportunidad en un grupo sin 'grandes' potencias y que compartirá con Bélgica, Rusia y Corea del Sur.

Una selección, la argelina, que como casi todas las selecciones africanas es mucho mejor ofensiva que defensivamente. En la decisiva eliminatoria ante Burkina Faso, el equipo del Magreb exhibió sus problemas defensivos, concediendo goles con mucha facilidad. Incluso en su paseo durante la primera fase de clasificación, en la que compartió grupo con Mali, Benín y Ruanda recibió cuatro goles en un grupo donde no debería haber concedido tanto.

Una fragilidad defensiva que también exhibió en la última Copa África de Naciones, en la que Argelia quedó eliminada en la primera fase, y que se contrapone con un ataque peligroso. De tres cuartos de campo en adelante, los argelinos tienen un equipo muy completo y con muchos jugadores que pueden crear peligro.

BRAHIMI Y SILMANI LLEVARÁN EL PESO DEL EQUIPO

Uno de ellos es el jugador del Granada Yacine Brahimi. El jugador nacido en París, a sus 24 años de edad, llegará a Brasil tras hacer posiblemente la mejor campaña de su carrera. El jugador del Granada es uno de los mejores regateadores puros de la liga española. Arrancando desde la banda izquierda, Brahimi tiene estadísticas en el regate uno contra uno superiores a las de cualquiera de las grandes estrellas del fútbol español.

A pesar de solo llevar cuatro partidos como internacional argelí y de no ser titular indiscutible en el equipo de Halilhodzic, Brahimi debería asentarse en el equipo de los 'Zorros del Desierto' bien como mediapunta, donde compite con Taider, o en la banda izquierda, su posición habitual en el Granada. Su única rémora es que no ve puerta con excesiva facilidad, pero aún es joven y puede mejorar en ese aspecto.

Un aspecto, el del gol, que será responsabilidad en el Mundial de Islam Slimani. El jugador del Sporting de Lisboa está firmando una gran campaña con el equipo de la capital lusa y será el delantero de referencia de los argelinos en Brasil. Slimani ha superado en esta campaña la decena de goles con su club, mientras que con su selección lleva nueve tantos en 18 apariciones.

HALILHODZIC PONE LA DISCIPLINA Y LA VETERANÍA

Parte de la evolución táctica africana es culpa de los entrenadores europeos que cada vez aumentan más su presencia en los equipos africanos. Uno de ellos es el de Argelia, el bosnio Vahid Halilhodzic, que juega con el equipo del norte de África con un esquema 4-2-3-1, en busca de un equilibrio entre su potente ataque y su algo menos fuerte defensa.

Halilhodzic afronta con Argelia su primer Mundial a pesar de ser la selección magrebí su segunda selección como técnico. Antes de entrenar a su actual equipo, se hizo cargo de Costa de Marfil entre los años 2008 y 2010. Eso sí, con los de Drogba y compañía no llegó a debutar como seleccionador en un Mundial, ya que dejó el cargo en los Elefantes en febrero, unos meses antes de la cita de Sudáfrica.

Sí conoce sin embargo lo que es participar en una Copa del Mundo como jugador, ya que participó en dos partidos con Yugoslavia en la cita de España 1982. Ese es su bagaje en un Mundial pero con toda una vida ligada al fútbol, Halilhodzic está preparado para llevar a los Zorros del Desierto a su mejor participación en un mundial de su historia.