Archivada la investigación penal por el deterioro del Hospital Simón Ruiz de Medina del Campo

La decisión de Fiscalía se produce tras examinar la documentación de la Junta relativa a distintas obras de conservación del inmueble. 

Fiscalía de Valladolid ha acordado el archivo de las diligencias abiertas a finales de 2014 que tenían por objetivo determinar posibles responsabilidades penales por el deterioro del Hospital de la Purísima Concepción y San Diego de Alcalá de Medina del Campo, declarado Bien de Interés Cultural y conocido como Hospital de Simón-Ruiz.

 

Aunque la acusación pública había abierto tales pesquisas a raíz de que el día 13 de noviembre del pasado año el inmueble sufriera el derrumbe de parte del mismo, en concreto de la espadaña de la capilla, ahora ha resuelto cerrar las presentes diligencias tras comprobar que de lo actuado no se aprecia la perpetración de ilícito penal, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

La incoación de dichas diligencias conllevó el libramiento de oficios para recabar información del Ayuntamiento medinense y de la Junta de Castilla y León sobre el estado actual del BIC, última restauración que se hubiese llevado a cabo, medidas ejecutadas para su conservación y si se había adoptado o está prevista alguna con carácter urgente.

 

El archivo de la investigación toma ahora como base fundamental los documentos aportados por la Sección de Patrimonio Histórico del Servicio Territorial de Cultura de Valladolid que, por un lado, advierten de que el derrumbe del 13 de noviembre de 2014 tan sólo afectó a una pequeña ermita o capilla ubicada en la huerta del hospital y, por otro, dan cuenta de la orden dada el 10 de diciembre del pasado año por el delegado territorial, Pablo Trillo, para adoptar las medidas necesarias para garantizar el mantenimiento de los elementos singulares del inmueble.

 

Pero además, y en ausencia de información por parte del Consistorio presidido por la socialista Teresa López, la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo motiva igualmente el archivo de las pesquisas en la constatación de distintas obras de conservación promovidas en los años 90 y en 2008 por parte de la Junta de Castilla y León, que afectaron principalmente a las cubiertas, y en la autorización, el 12 de junio de 2013, de un proyecto de adecuación y restauración de los muros de cierre del patio interior del hospital, aún en tramitación.

 

En su momento, la Fiscal Delegada de Medio Ambiente y Urbanismo recordó que la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León asigna la "máxima protección y tutela" a los BIC y en su artículo 2 señala como deberes de la Comunidad "garantizar la conservación de su patrimonio cultural", mientras que el artículo 24.1. deja bien claro que los propietarios están "obligados a conservarlos, custodiarlos y protegerlos debidamente para asegurar su integridad y evitar su pérdida, destrucción o deterioro".

 

En este sentido, la aludida norma prevé la ejecución subsidiaria e incluso directa por la Administración de las obras necesarias para la eficaz conservación de los bienes, cuando los propietarios no realicen actuaciones pertinentes para el cumplimiento de sus obligaciones.

 

El edificio, en la confluencia de la calle Costado del Hospital y la Avenida de Portugal, está declarado Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, por Decreto de 13 de junio de 1991, y protegido como tal en la Ley 12/2002, de 11 de junio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León, y Decreto 37/2007, de 19 de abril, del Reglamento de Protección del Patrimonio Cultural de la Comunidad.

 

Pese a ello, el monumento, propiedad de la Fundación Simón-Ruiz Envito, cuyo Patronato preside la alcaldesa socialista del municipio, Teresa López, ha sufrido un deterioro progresivo en los últimos años.

 

Construido a finales del siglo XVI y principios del XVII, fue Hospital de Medina del Campo hasta finales del siglo XX, después en sus dependencias albergó el Centro de Salud, algunas peñas del municipio y fue lugar donde ensayaba una banda de cornetas y tambores de Medina del Campo.

 

UTILIZADO COMO ALMACÉN MUNICIPAL

 

En los últimos años ha dejado de tener uso salvo el de almacén municipal, a pesar de que es BIC y está prohibido este uso. Su actual estado ha propiciado incluso el acceso de terceras personas que han llegado a sustraer elementos del Retablo Mayor de la capital, hechos por los que se ha seguido procedimiento abreviado en el Juzgado de lo Penal 2.

 

La investigación ahora cerrada respondía a la denuncia pública formulada a mediados de noviembre de 2014 por la Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio de Valladolid, que, pese a algunas opiniones locales minimizaban lo ocurrido, ya alertaba entonces de la "pérdida irreparable" del monumento ante la particularidad de cada una de las partes del Hospital así como de la construcción en ladrillo mudéjar datada a finales del siglo XVI y principios del XVII.

 

"Desgraciadamente este derrumbe no será el último si no se acometen en breve actuaciones puesto que el tejado cercano a la iglesia está en malas condiciones, incluso un lateral de la primera planta está en estado lamentable", apuntó entonces el colectivo.

 

La asociación incidía además en que el derrumbe coincidía con la celebración de la pasada edición de la Feria AR&PA de la Junta de Castilla y León en la que la temática de este año era 'Sociedad y Patrimonio'.