Aquí se hacen santos... que llaman a la devoción

El imaginero vallisoletano Miguel Ángel Tapia abre las puertas de su taller de escultura a Tribuna. De su gubia han salido conocidos pasos como La Oración en el Huerto, El Prendimiento y la Virgen de la Alegría.

Penetrar en el estudio de Miguel Ángel Tapia es hacer un viaje al pasado. Es retrotraerse varios siglos y visitar los grandes talleres de imaginería de donde salieron algunas de las mejores tallas que dan vida a la Semana Santa. En pleno siglo XXI, y en la localidad de Viana de Cega, este espíritu imaginero sigue vivo. Poco ha cambiado desde entonces y Tapia se considera heredero de esta escultura, respetando escrupulosamente su técnica y sus modelos.

 

Tribuna Valladolid ha podido adentrarse en este apasionante mundo artístico. “Aquí se hacen santos”, es el lema de Miguel Ángel Tapia y así se llama incluso su web, una de las pocas licencias a la tecnología y a la evolución en su trabajo artesanal, artístico, paciente y exquisito. De las delicadas manos de Tapia han salido algunos conocidos pasos que han engrosado la nómina artística de la Semana Santa Vallisoletana como El Prendimiento, La Oración en el Huerto o la Virgen de la Alegría.

 

Los encargados recibidos por el vallisoletano alcanzan otras Pasiones como la de Soria. Entre golpes certeros de gubia, el artista vallisoletano recibe a Tribuna en una interesante entrevista audiovisual, en la que el escultor deja claro que sus creaciones “dejan de ser obras de arte, para convertirse en escenas devocionales”.

 

Sus inicios, la técnica, los principales pasos y algunas otras reflexiones dan vida a este audiovisual, en el que Tribuna ha tenido la suerte de entrar en un espacio casi místico donde se crean obras para la fe, el recogimiento o el deleite estético. Pasen, entren al taller de Tapia y déjense envolver por el halo de misticismo de su trabajo. No les dejará indiferente.

 

BORIS GARCÍA