Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Aquel duelo a tres en el Valle del Arlanza

La Asociación Cultural Sad Hill celebra a partir de este miércoles el 50 aniversario de la película El bueno, el feo y el malo, rodada en la provincia burgalesa. Durante cuatro días se realizarán charlas, exposiciones, visitas guiadas al cementerio y proyecciones de la película.

"Hay dos categorías de personas: los que llevan el revólver cargado y los que cavan. Tú cavas". Esta frase de la película El bueno, el feo y el malo se ha convertido en una de las más clásicas de la historia del cine y un símbolo del 'spaghetti western' de Sergio Leone, así como sus trepidantes 'zoom in', o la música de Ennio Morricone. Pero si algo permanece en la retina de un grupo de jóvenes burgaleses es el cementerio de Sad Hill, escena rodada en el Valle del Arlanza.

 

Desde 2014, este colectivo de amantes del cine, que lleva el mismo nombre del cementerio Sad Hill, se ha dedicado ha organizar diferentes actos para homenajear el filme, que cumple este año su cincuenta aniversario. Por eso, desde esta Asociación Cultural se ha puesto en marcha un programa para rendir pleitesia a esta obra maestra de Leone. 

 

Como no podía ser de otra forma, la proyección de la película en Covarrubias y en Salas de los Infantes, supondrá un aperitivo para los primeros inscritos que se acerquen a este 50 aniversario, antes de que el día 21 comience el simposio que durará tres jornadas y en el que participarán personalidades del cine como el biógrafo de Sergio Leone, Christopher Frayling; el documentalista e investigador neozelandés, Peter J. Hanley; la hija del director artístico Carlo Simi, Guiditta Simi; y el historiador cinematográfico, Carlos Aguilar

 

Paralelamente a estas conferencias, se realizarán exposiciones itinerantes por Covarrubias, Carazo, Santo Domingo de Silos o Contreras, en la que se mostrarán diferentes fotografías recopiladas por los vecinos de la zona y que tendrán un doble objetivo: repasar las localizaciones de la película y permitir que los visitantes reconozcan a familiares o conocidos. Además, el grupo Alfoz de Lara realizará el sábado un concierto con la banda sonora de El bueno el feo y el malo.

 

Para cerrar este tremendo homenaje, no podía faltar el plato fuerte: la proyección de la película en el mítico cementerio Sad Hill. Precisamente esta localización ha sido el centro neurálgico sobre el que han centrado todos sus esfuerzos los miembros de la asociación cultural. Y es que, durante estos dos años, se han dedicado a reconstruir las lápidas con el objetivo de convertirlo en un lugar que los amantes del cine visiten. 

 

 

Algunas de estas lápidas reconstruidas tienen el nombre de los socios que han logrado captar esta asociación. Todo aquel que quiera aparecer en el cementerio de Sad Hill, lo puede hacer por una aportación económica, además de participar en las reuniones y charlas que se realizan, y aportar ideas e iniciativas. 

 

David Alba, miembro de la Asociación Cultural Sad Hill y uno de los organizadores del 50 aniversario, recuerda que este colectivo surgió con la intención de "poner en valor a esta zona de la provincia dentro de los escenarios de películas del oeste rodadas en España", ya que había mucha gente que ni conocía que este filme se había rodado en Burgos.

 

A pesar de que el homenaje al Bueno, el feo y el malo cuenta con un cartel de nombres importantes que pondrán en valor la película, desde la asociación también se remitió una carta al protagonista, Clint Eastwood, para que acudiera. "Sabíamos que era difícil, tanto por agenda como por edad", reconoce Alba, pero esperan "tener noticias" del actor americano, según les ha prometido su hijo.

 

También Ennio Morricone, compositor de la banda sonora, fue contactado después de que Zapruder Pictures realizara un documental sobre la película y el cementerio que verá la luz en unos meses. En dicho reportaje, el músico tendrá unas palabras para los asistentes al evento. 

 

Con tan sólo dos años de vida, la Asociación Cultural Sad Hill ha llamado la atención, tanto a los medios de comunicación como a los amantes del cine. El homenaje al 50 aniversario de la película puede ser el espaldarazo definitivo para darse a conocer a nivel nacional. Sin embargo, David Alba se mantiene con los pies en el suelo: "La idea es ir poco a poco, reconstruir el cementerio para dejarlo tal y como está en la película, y realizar una ruta por los sets de rodaje para dar visibilidad al turismo cinematográfico en la zona". 

 

Cincuenta años después de que Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef se batieran en duelo, el cementerio de Sad Hill vuelve a levantarse a los pies del Valle del Arlanza para que cientos de visitantes conozcan la historia y los secretos de este mito del cine western. Dicen los que saben que los ritmos entrelazados de banjo y silbido creados por Morricone nunca dejaron de sonar en la provincia de Burgos.