Aqualogía arrancará en Valladolid durante el mes de febrero con más de 2.870 alumnos inscritos

El programa educativo de Aguas de Valladolid,  dirigido a alumnos de Educación Primaria, inicia su tercera edición en 2016. El plazo para la participación  de los colegios de la ciudad todavía está abierto

Más de 2.870 alumnos de 43 colegios de Educación Primaria de la capital de vallisoletana participarán este año en Aqualogía, una iniciativa que pretende dar a conocer la importancia del agua y de hacer un uso eficiente de la misma entre los más pequeños, de una forma divertida y sin moverse de clase.

 

Todos aquellos centros educativos que deseen participar en Aqualogía y que no hayan cursado su solicitud, todavía pueden hacerlo a través de la página web de Aguas de Valladolid.

 

Durante los años anteriores, esta iniciativa, la cual  se encuentra incluida dentro del programa educativo municipal del Ayuntamiento de Valladolid, ha formado como “Vigilantes del Agua” a más de 5.000 alumnos de la capital vallisoletana.

 

A través del programa Aqualogía, los más pequeños aprenden cómo funciona el ciclo del agua en su ciudad, cómo se potabiliza y cómo no malgastarla. Y lo hacen divirtiéndose con actividades prácticas y diversos experimentos mediante los cuales aprenden a medir el cloro del agua, descubren los procesos que convierten en potable el agua que consumen en su hogar, así como los que intervienen en la depuración para devolver el agua al medio natural en perfectas condiciones.

 

Aguas de Valladolid mantiene una clara apuesta por la educación  y por este motivo vuelve a poner a disposición de los colegios de la ciudad, por tercer año consecutivo,  esta herramienta que combina la educación y la sensibilización medioambiental con la innovación y la interacción con las nuevas tecnologías.

 

Asimismo, Aguas de Valladolid quiere hacer un llamamiento a todos los centros de la ciudad para fomentar la participación esta experiencia educativa que juega un papel fundamental en la concienciación sobre la importancia de cuidar el agua desde las edades más tempranas.