Aqualia aclara que el agua de Medina tiene coloración pero no afecta a su potabilidad

Estación depuradora de agua de Medina del Campo.

El informe realizado por la empresa concesionaria deja claro que la coloración se ha debido al incremento del consumo coincidiendo con el incremento de las temperaturas. 

Según el informe emitido por la empresa a instancias de la alcaldesa, Teresa López, la afección en el suministro se ha producido especialmente la zona de la carretera de Las Salinas y la Zona de la Avenida de la Constitución.

 

En concreto, desde el pasado jueves, se ha producido un incremento de consumo de agua en el municipio de Medina del Campo motivado por las altas temperaturas, lo que ha provocado un aumento de la velocidad de paso del agua por las tuberías, "motivo por el cual se ha visto alterado su aspecto" y ha adquirido "cierta coloración que no afecta en ningún caso a su potabilidad".

 

Los sedimentos arrastrados por la mayor velocidad del agua originan una reacción cuya consecuencia es la alteración de propiedades organolépticas, en este caso la tonalidad del agua, pero en ningún caso altera sus condiciones sanitarias, siendo el agua en todo momento apta para el consumo humano.

 

Según Aqualia, el agua suministrada ha cumplido en todo momento con los niveles marcados por el RD 140/2003 y con Programa de Vigilancia Sanitaria de la Junta de Castilla y León, sin que sobrepase en momento alguno el valor de no aptitud indicado en el Sistema Nacional de Control de Aguas (Sinac) y se han seguido las recomendaciones del programa de Vigilancia sanitaria, con la toma de todas las medidas correctoras necesarias.

 

Aqualia lleva a cabo purgas en la red para favorecer la renovación del agua y estima que el aspecto del agua vuelva a la normalidad en un plazo de 48 a 72 horas.

 

La empresa ha expresado su agradecimiento por la comprensión de los vecinos, que pueden contactar con el Centro de Atención al Cliente 900813113, donde atenderá las 24 horas del día cualquier consulta.