Apuñalado en la cabeza con un peine afilado un funcionario de Dueñas

Centro Penitenciario de Dueñas

El interno se encontraba sentado en las escaleras de dicho módulo (Palencia), ante lo cual el funcionario se acercó y le comentó que no podía estar allí y que debía salir al patio del módulo o bien a la sala de estar.

Un funcionario de la prisión de Dueñas (Palencia) ha resultado herido tras ser apuñalado por un interno. El trabajador, que precisó asistencia sanitaria, se encuentra de baja médica, pendiente de análisis y resultados por accidente biológico, según denuncia el sindicato CSI-F.

 

Los hechos hoy conocidos se produjeron en el transcurso del servicio de mañana en el Módulo de Enfermería. En ese momento, el interno se encontraba sentado en las escaleras de dicho módulo, ante lo cual el funcionario se acercó y le comentó que no podía estar allí y que debía salir al patio del módulo o bien a la sala de estar.

 

Fue entonces cuando el recluso le amenazó de muerte y sacó del bolsillo un peine de plástico afilado por el mango y se abalanzó hacia él, a quien apuñaló en la cabeza y en una mano.

 

La víctima pudo zafarse del interno y pedir ayuda a otros compañeros, que consiguieron reducir al agresor y trasladarlo al módulo 15, donde permanece en aislamiento provisional.

 

Como resultado de la agresión, el funcionario fue atendido en un primer instante en la enfermería de la prisión y precisó de varios puntos de aproximación en la cabeza y la mano, tras lo cual fue reconocido en el Hospital Recoletas de Palencia. Actualmente se encuentra de baja médica, pendiente de análisis y resultados por accidente biológico.

 

AFECTADOS POR PATOLOGÍAS PSIQUIÁTRICAS

 

CSI-F advierte de que si la agresión se hubiera producido con un objeto punzante metálico, quizás las lesiones serían mucho más graves. "Agresiones como esta son cada vez más frecuentes en el Centro penitenciario", afirma el sindicato, que achaca esta elevada siniestralidad laboral por agresión a la existencia en el centro de internos con patologías psiquiátricas.

 

Por ello, el sindicato, amén de mostrar, una vez más, su repulsa por las cada vez más frecuentes agresiones a los trabajadores del Centro Penitenciario La Moraleja y confiar en la pronta recuperación del funcionario, ha exigido a la Secretaria General el traslado del interno agresor a otro penal.