Aprobados tres decretos en materia de juego privado en Castilla y León

El Consejo de Gobierno ha aprobado tres decretos del juego privado de la Comunidad, que actualizan el reglamento regulador de los casinos de juego y los juegos exclusivos que se practican en estos centros de ocio así como la regulación del juego del bingo.

Estas modificaciones reglamentarias se enmarcan en el conjunto de actualizaciones que, de forma continua, se están llevando a cabo en la normativa reguladora de los diferentes subsectores del juego privado en Castilla y León.


El primero de los decretos actualiza la normativa básica de los casinos de juego modificando el régimen aplicable al cambio del emplazamiento de los casinos de juego, de tal forma que se permite el traslado de las instalaciones del casino en el mismo o distinto municipio, siempre que sea dentro de la misma provincia, y con independencia de la población que tenga el municipio de destino, antes limitado a uno que tuviera menos de 300.000 habitantes.

Con ello, la Junta establece para Castilla y León el mismo régimen normativo que el de otras comunidades autónomas que ya permiten el traslado de los casinos de juego a capitales de provincia.

Esta modificación conlleva agilizar la tramitación de algunos procedimientos -organización de campeonatos o torneos en estos establecimientos- y, a su vez, cambiar aspectos puntuales referidos a la formación de crupieres.

Un segundo decreto modifica los juegos exclusivos que se practican en los casinos de juego y que están regulados en el Catálogo de Juegos y Apuestas de Castilla y León, aprobado por un decreto del año 2001, para adecuarla a las consecuencias de la aprobación de la ley de 2011 de regulación del juego del Estado, que da cobertura a la explotación no presencial y por internet de los juegos de casino en todo el territorio nacional.

A su vez, se modifican aspectos puntuales de los elementos materiales, personales y reglas en los juegos de la ruleta francesa, ruleta americana, black-jack o veintiuno, y punto y banca, se regula una nueva modalidad de juego denominado banca francesa o dados portugueses.

El tercer decreto aprobado hoy en Consejo de Gobierno afecta al sector del bingo. Entre otras novedades, se simplifican los trámites de los procedimientos administrativos y la documentación que debe aportar el interesado en los distintos regímenes de autorización que regula; se incorporan nuevos tipos especiales de juego de bingo con bolas en número inferior al 90 y que se diferencian del tipo general conocido como bingo ordinario; a la vez que se permite que las salas formen bolsas de premios extra; y se moderniza el juego incorporando las modernas tecnologías.