Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Aprobados 7,7 millones para la adquisición de 508.600 dosis de vacunas

Vacunas, vacunar

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy tres expedientes sanitarios que, con un presupuesto que asciende a 7.759.606 euros, permitirán la adquisición de 508.600 dosis de vacunas destinadas a atender las necesidades del calendario de vacunaciones sistemáticas de la Comunidad, tanto de niños como adultos, durante los años 2015 y 2016.

El primero de los suministros autorizados se enmarca en la compra centralizada de vacunas que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha puesto en marcha junto con distintas comunidades autónomas españolas y a la que Castilla y León se ha adherido.

Las vacunas incluidas en este lote, que asciende a 4.669.288 euros, casi un 10 por ciento menos que en la anterior licitación -por la reducción de precios unitarios-, alcanzan las 420.800 unidades, siendo su reparto y coste el siguiente: 27.000 dosis de la vacuna frente a la hepatitis B en edad pediátrica (presupuestadas en 137.592 euros); 69.000, de la vacuna frente al virus del papiloma humano (2.092.521,60 euros); 170.000 de Td tétanos-difteria adultos (779.688 euros); 120.000 unidades de la triple vírica (853.632 euros); 20.000 dosis frente a la varicela (572.000 euros); 11.000 de la hepatitis B adultos (87.401,40 euros); 3.000 unidades de la vacuna frente al meningococo ACYW conjugada (100.776 euros) y 800 unidades para la encefalitis japonesa (45.676 euros).

A estas vacunas hay que sumar otras 50.000 dosis de la hexavalente (vacunación frente a hepatitis B, difteria, tétanos, tosferina acelular, poliomielitis inactivada y haemophilus influenzae tipo B) y 37.800 vacunas anti-neumocócica conjugada 13V, a cuyo suministro la Junta de Castilla y León destina 1.490320 euros y a 1.599.988,40 euros respectivamente.

Precisamente, la Consejería de Sanidad incluía este año, en su programa de vacunación sistemática de la Infancia de 2015, la vacuna anti-neumocócica conjugada de forma universal para todos los niños de Castilla y León, con una pauta de administración, a lo largo de su primer año de vida, a los dos, a los cuatro y a los doce meses.