Aprobado un Plan de Políticas de Empleo de 4.788 millones

Fátima Báñez

Este plan, aprobado por el gobierno contempla la empleabilidad de los jóvenes; la de otros colectivos especialmente afectados por el paro, en especial los mayores de 45 años y la formación profesional para el empleo.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Plan Anual de Políticas de Empleo (PAPE) para 2015, con un presupuesto total de 4.788 millones de euros aportados por el Estado.

 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha explicado que este plan, acordado por todas las comunidades autónomas, consolida el nuevo modelo de políticas activas puesto en marcha por el Gobierno sobre los principios de la evaluación y la orientación hacia resultados.

 

El plan contempla las acciones de activación para el empleo que llevarán a cabo los servicios públicos de empleo autonómicos y e Servicio Público de Empleo Estatal en sus respectivos ámbitos competenciales, en función de cinco objetivos estratégicos: la empleabilidad de los jóvenes; la de otros colectivos especialmente afectados por el paro, en especial los mayores de 45 años; la formación profesional para el empleo; la vinculación entre las políticas activas y pasivas de empleo, y el impulso al emprendimiento.

 

Para evaluar el grado de cumplimiento de los objetivos, el plan 2015 incorpora 27 indicadores que, según ha explicado la ministra, miden aspectos como la orientación, información y tutorización que se le da a los parados y la inserción laboral.

 

1.543 millones para cada Comunidad Autónoma

 

Este año se distribuirán entre las comunidades autónomas un total de 1.543 millones de euros, un 17% más que en 2014, para políticas activas de empleo. De esta cantidad, el 60% atenderá al grado de consecución de los objetivos establecidos para 2014, medido con indicadores de consecución de objetivos para comunidad autónoma. Empleo quiere que esta cifra se eleve al 70% en 2016.

 

En el Plan 2015 se consolida la financiación para la colaboración con agencias de colocación y el incremento de la dotación destinada a financiar los programas y servicios de orientación para el empleo y para mejorar la modernización de los servicios públicos de empleo.

 

Dentro de los 1.543 millones de euros que recibirán las comunidades autónomas en el marco de este plan, la ministra ha explicado que se incluyen 129 millones de euros dedicados específicamente a la aplicación de las medidas contenidas en el Programa de Activación para el Empleo en 2015, en especial para la atención personalizada de los desempleados por parte de los servicios públicos de empleo.

 

El 40% (51,5 millones) de estos fondos se distribuyen en función del colectivo de potenciales beneficiarios por comunidad autónoma, mientras que el 60% restante (77,5 millones) va en función de la evaluación de los resultados de inserción de los beneficiarios que se observen entre el 15 de febrero y el 31 de julio de este año.

 

Durante los primeros seis meses de funcionamiento de este programa se han recibido ya 103.146 solicitudes, de las que cerca del 70% ya están siendo atendidas. Báñez ha señalado que se atienda a 120 parados por cada tutor en el marco de este programa.

 

Para reforzar la implantación de este programa, que incluye una ayuda de 426 euros mensuales para los parados sin ingresos inscritos en él, el Consejo de Ministros acordó adelantar al mes de junio de este año el 40% de los fondos (51,5 millones), mientras que los restantes 77,3 millones se distribuirán cuando concluya la evaluación de los resultados de inserción.