Aprobado el Catálogo de Servicios Sociales que pasa de las prestaciones estancas a un servicio "a la carta"

Anciano en silla de ruedas

Fija 109 modalidades de prestaciones que de forma única o combinada dará respuesta a diez grupos de necesidades con un profesional de referencia.

El Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves el Decreto que regula el Catálogo de Servicios Sociales que entrará en vigor previsiblemente en enero y que "en un cambio radical" pasará de las tradicionales prestaciones estancas a un servicio "a la carta" y "absolutamente dinámico" orientado a las verdaderas necesidades de los ciudadanos que, hasta la fecha, se tenían que adaptar a los servicios existentes.


Así lo ha explicado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en la que ha significado la importancia de este "instrumento pionero" en la prestación de servicios sociales que dará capacidad de participación y de decisión al usuario sobre el tipo de servicio que necesita que, además, podrá variar.

Entre las novedades de este Catálogo de Servicios Sociales destaca el reconocimiento por primera vez de la figura del profesional de referencia además de la elaboración de planes de vida de la persona y de planes de intervención.

El nuevo Catálogo de Servicios Sociales establece un total de 109 modalidades de prestaciones que, de forma única o combinada, da respuesta a diez grandes grupos de necesidades --como cuidados básicos, alimentación, autonomía personal, movilidad, inclusión social, necesidades básicas de subsistencia-- de las que el 78 por ciento (85) no tendrá aportación por parte del usuario.

Además, el catálogo identifica un grupo como prestaciones esenciales (58 modalidades), que serán garantizadas como derecho subjetivo para evitar la existencia de colectivos en una situación de riesgo o de exclusión social. Más de la mitad se prestarán, por tanto, de forma obligatoria y estarán garantizadas públicamente, con independencia del nivel de necesidades o del índice de demanda existente.

Existe otro grupo de prestaciones no esenciales, un total de 51 modalidades, que estarán sujetas a disponibilidad de recursos y al orden de prelación.

MODELO DE "USUARIO ÚNICO"

Marcos ha garantizado que con este nuevo modelo de atención, basado en un "usuario único" al que se ofrece una "respuesta social integral, flexible y personalizada" en función de su ámbito de necesidad y dentro de su contexto familiar y comunitario, "nadie se quedará sin prestación por carecer de recursos económicos".

"No se trata de una mera enumeración de recursos, prestaciones sociales e intensidades", ha aclarado la consejera, quien ha presentado este catálogo como una "herramienta viva" que sistematiza las prestaciones sociales, detalla las intensidades y compatibilidades y permite al profesional de referencia contar con una visión global de las necesidades de la persona para establecer, en colaboración con el usuario y su familia, "qué prestación o conjunto de prestaciones combinadas necesita y cuál es la intensidad adecuada en cada instante".

Marcos ha puesto el ejemplo de una persona en situación de Dependencia que hasta ahora debía optar por elegir un servicio, bien acudir a un centro de día con un horario rígido, contar con ayuda a domicilio, con asistente personal o con un servicio de autonomía personal. "Con el nuevo catálogo, en cambio, podrá disfrutar de una combinación de horas, de días y de servicios", ha precisado.

Así, podrá recibir ayuda a domicilio unas horas, acudir a un centro de día dos días a la semana, contar con un asistente personal unas horas y, además, recibir sesiones de fisioterapia o terapia cognitiva y disponer en su domicilio del servicio de teleasistencia.

Para establecer esa ruta de atención, el profesional de referencia dispondrán de dos documentos paralelos, uno que mide las necesidades y otro que establece las prestaciones e intensidades que mejor responden a esa realidad. Ambos ficheros estarán abiertos a la incorporación en un futuro de nuevas prestaciones que respondan a requerimientos futuros de la sociedad.

El profesional marcará una necesidad u otra según corresponda y, a continuación, analizará de entre ocho grandes grupos (acceso a la información y valoración, prevención, apoyo a la familia, apoyo a la autonomía personal, atención social en contexto comunitario, atención integral en centro residencial, protección y tutela o apoyo para necesidades básicas) cuál de las modalidades de prestaciones definidas en el catálogo ofrece esa respuesta acorde a sus necesidades y con qué intensidad.

El decreto, estructurado en 13 artículos, una disposición adicional, una disposición derogatoria y dos disposiciones finales, garantiza también la equidad territorial, "de tal forma que cualquier persona resida donde resida tendrá accesos similares", ha aseverado la consejera. Asimismo, contempla la coordinación con otros ámbitos, como el educativo, el sanitario o el empleo, para garantizar esa atención integral a la persona.

Milagros Marcos ha destacado que este catálogo es el fruto de casi tres años de trabajo consensuado en el que han participado entidades representativas del tercer sector, corporaciones locales, sindicatos y empresarios, representados en el Diálogo Social, trabajadores, profesionales y colegios profesionales.

El catálogo fue abierto a la participación de cualquier castellano y leonés con su inclusión en el Portal de Gobierno Abierto de la Junta de Castilla y León.