Aprobada la reestructuración sanitaria que forzará a 14.000 salmantinos a cambiar de médico a partir del 19 de mayo

Sacyl logra el cupo óptimo más bajo de todo el Sistema Nacional de Salud, con una media de 1.450 pacientes por médico, frente a los 2.000 fijados en la norma estatal.

 

CAMBIOS EN SALAMANCA

 

En Salamanca, contarán con nuevos médicos  los centros de Garrido, La Alamedilla, San Bernardo, Sancti Spíritus, Universidad - Centro, San José, las zonas Periurbana Norte y Sur, además de la localidad de Ciudad Rodrigo.

 

En lo que se refiere a los centros médicos de los pueblos, estos no se quedarán sin asistencia, sino que los facultativos que se queden tendrán más pacientes, pero sin incrementar en gran número.

 

CENTROS AFECTADOS EN SALAMANCA CAPITAL

 
 
Garrido Sur: 1.204
 
Alamedilla: 1.204
 

Sancti Spiritus: 1.158

 

Universidad-Centro: 1.204 

 

San Bernardo: 1.109

 

Periurbana Norte: 2.107

La Junta de Castilla y León ha aprobado en Consejo de Gobierno la normativa - relación de puestos de trabajo para el personal funcionario y decreto de plantillas para el personal estatutario- destinada a reequilibrar los cupos de pacientes de cada profesional en el medio urbano y mantener el nivel de prestaciones sanitarias ya existente en el medio rural. Gracias a esta reestructuración, Sacyl logra el cupo óptimo más bajo de todo el Sistema Nacional de Salud, con una media de 1.450 pacientes por médico, frente a los 2.000 fijados en la norma estatal.

 

Ambas normativas, que se publicarán mañana en el Boletín Oficial de Castilla y León, tienen como objetivo la reducción de la presión asistencial en los centros de salud urbanos, equilibrando las cargas de trabajo y aumentando los tiempos medios de consulta, que quedan establecidos en nueve minutos y medio.

 

Así, el Plan de Ordenación de Recursos Humanos en Atención Primaria pretende mejorar la redistribución de las cargas asistenciales de los profesionales, contribuyendo a una mejora en la prestación de la asistencia sanitaria que recibe el ciudadano, adecuándola al incremento de población registrado en determinados núcleos, fundamentalmente urbanos, y reordenando las demarcaciones asistenciales de las zonas básica de salud con baja carga asistencial.

 

De esta manera, el próximo lunes día 19 estarán en su nuevo puesto de trabajo los primeros 24 médicos y 27 enfermeras que cambian de zona, hecho que se ha coordinado a la vez con la comunicación previa a los 98.000 pacientes que pasarán a tener un nuevo facultativo. El resto de profesionales, hasta los 118 que se incluyen en esta reestructuración, ocuparán su nueva plaza antes de que acabe el mes de mayo, en función de la organización de recursos prevista en cada gerencia de Atención Primaria.

 

Con ello, la Gerencia Regional de Salud establece unos cupos con una media de 1.420 tarjetas asignadas a cada médico en el medio urbano, frente a las 1.549 actuales. Gracias a estos cambios, sólo dos centros de salud de Castilla y León superarán el cupo máximo -Ávila Sureste, con 1.613 pacientes, y Casa La Vega, en Burgos, con 1.622-.

 

El decreto de plantillas aprobado hoy determina el máximo de efectivos con que debe contar Sacyl en cada centro para su funcionamiento ordinario. La idea de la Consejería de Sanidad es fijar todos los años qué plantilla debe tener cada centro sanitario para garantizar una asistencia de calidad.

 

Estas dos importantes normas hoy aprobadas ven la luz después de que la Junta de Castilla y León haya aprobado en las últimas semanas tanto la orden de demarcaciones asistenciales como la resolución de cupos óptimos, necesarias para poder acometer los cambios, ya que para lograr la adecuación de efectivos a la realidad poblacional -atendiendo a factores organizativos, sociales, demográficos y geográficos-, la Consejería de Sanidad ha procedido a una reorganización en relación con las demarcaciones asistenciales y los puestos de trabajo correspondientes al personal médico, los enfermeros y los practicantes titulares de atención primaria.

 

El siguiente objetivo será ordenar los recursos humanos de la Atención Especializada, un proceso lógicamente más complejo que ya se ha iniciado con el estudio de sus plantillas.

 

La reordenación del mapa de recursos humanos de Sacyl pretende además en los próximos meses convocar la estatutarización de todo su personal, proceso que mantendrá el carácter voluntario, así como la convocatoria de concursos de traslados para médicos y enfermeras que ya se han empezado a negociar con los sindicatos del sector.