Apostar por la industria de la misma forma que por el automóvil, la receta de Valeriano Gómez

Con esta fórmula el ex ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, cree que se podría generar empleo en España. Así lo ha hecho saber en la conferencia 'La reforma fiscal de los socialistas' en Valladolid.

El exministro de Trabajo y portavoz socialista en la Comisión de Economía Competitividad en el Congreso, Valeriano Gómez, ha abogado por "defender" la industria de la misma forma que la del automóvil para conseguir que se genere empleo en España una vez que se ha constatado que la construcción no puede ser ya "palanca de crecimiento".

  

Gómez, quien ha participado en el PSOE de Valladolid en una charla-coloquio bajo el título 'La reforma fiscal de los socialistas', considera que el sector industrial ya demostró en la crisis de los 90 que puede recuperarse, lo que junto con los servicios, la hostelería y el turismo pueden ser generar empleo.

  

El exministro de Trabajo cree que una de las claves pasa por la defensa de la industria de la misma forma que la del sector del automóvil, sobre la que ha destacado además que ha logrado mantenerse sin cierres gracias al consenso, los acuerdos, la flexibilidad y la "comprensión mutua" más que a la reforma laboral.

  

Sin embargo, también cree que hay una parte de la industria que tiene que recuperarse como la relacionada con la vivienda, ya que no se construyen nuevas pero tampoco se vende de segunda mano, lo que ha afectado a todo lo relacionado con el mantenimiento del hogar como los electrodomésticos o los muebles.

  

Gómez, en declaraciones recogidas por Europa Press, cree que es posible su reconstrucción cuando haya crédito, ya que una parte de esa industria volverá a surgir, al tiempo que ha incidido en que está formada en gran parte por pequeñas y medianas empresas que han sufrido el colapso de la vivienda.

 

BALANZA COMERCIAL

  

Así, además de este resurgir "con más valor añadido" cree que también contribuirá al empleo el mantenimiento de las exportaciones, que han vuelto a subir después de la bajada de los dos últimos años tras una balanza cercana al equilibrio, en torno al 2 por ciento, en 2011, cuando comenzó a gobernar el PP.

  

En este contexto del empleo, Gómez ha criticado la reforma laboral del Gobierno, la "peor de las medidas en materia laboral", que no ha logrado recuperar la situación, ya que actualmente hay un millón menos de ocupados que en diciembre de 2011, pero también un millón menos de afiliados y 600.000 desempleados más sin protección.

  

Además, ha señalado que otras de las consecuencias de la crisis son seis trimestres consecutivos de reducción de salarios por primera vez en este país, la caída de la cobertura del desempleo en 20 puntos o cuatro millones menos de trabajadores cubiertos por un convenio colectivo.

  

Gómez ha criticado el "autobombo" y "optimismo infundado" del Gobierno porque considera que un mejor comportamiento de Europa y España en 2013 se deben también al Banco Central Europeo, gracias al cual han bajado las primas de riesgo en diferentes países, así como a la relajación de las políticas de austeridad tan "salvajes" como las llevadas a cabo.

  

Sin embargo, ha afirmado que falta mucho tiempo para recuperar la situación económica que había anterior al gobierno del PP y ha añadido que el PSOE se "conforma" con llegar a la que había cuando los 'populares' empezaron a gobernar.

  

Valeriano Gómez también ha explicado las principales propuestas para una reforma fiscal, ámbito en el que ha criticado la "estafa política" que supone que el Gobierno se comprometa a bajar impuestos en un año electoral como es 2015 después de subirlos cuando prometió no hacerlo.

 

FISCALIDAD EQUITATIVA Y SUFICIENTE

  

Frente a ello, el PSOE propone una reforma fiscal basada en recuperar los ingresos porque falta una estructura capaz de "sostener" el Estado de Bienestar, pero a la vez "equitativa".

  

Así, propone reformar el IRPF e incluir no sólo la renta, sino también los grandes patrimonios, sin gravar a los pequeños contribuyentes, para lo que se introduciría una valoración "adecuada" del patrimonio que incorpore nuevos ingresos a los que más tienen.

  

Por otro lado, apuesta por un tipo mínimo impositivo en el Impuesto de Sociedades porque se ha producido una importante reducción de ingresos que llegan desde las empresas, algo lógico por la crisis, pero que se ha visto agravado por la proliferación de deducciones que han llevado a que haya grandes empresas que han tributado por un tipo "cero".

  

Una tercera propuesta pasaría por la recuperación de la "conciencia fiscal", algo que cree que sólo logró hacer la Democracia y que hace tiempo que se ha perdido. Esto significa, ha explicado Gómez, combatir el fraude y que todos los ciudadanos sepan que contribuyen a la vez.

  

En este sentido, considera que habría que dotar de más medios materiales y humanos a la Agencia Tributaria, que a su juicio siempre ha sido "eficaz", y también a la Inspección de Trabajo, ya que se han "relajado" estas cuestiones.

  

Además, ha reclamado dar a conocer los beneficiarios y las cuantías de la amnistía fiscal, "primera medida para recuperar la conciencia" después de una de las peores llevadas a cabo por un gobierno democrático.