¿Aplicaciones o podómetros? Saca el máximo partido a tu monitor de ejercicio

Podómetro

El ejercicio es bueno para la salud global y para el corazón en particular pero controlar la cantidad de actividad física que realizamos a diario puede ayudarnos a ser conscientes de cuánto nos movemos y a fijar objetivos progresivos. 

Los dispositivos para el seguimiento de nuestra actividad física, ya sea el clásico podómetro o las nuevas aplicaciones móviles podrían ayudarnos pero ¿cómo lograrlo?

 

Según señalan en la web dirigida a pacientes de las Instituciones Médicas Johns Hopkins de Estados Unidos, los estudios muestran que utilizar de forma continuada un dispositivo de seguimiento del ejercicio o una aplicación de los teléfonos inteligentes puede aumentar los pasos que das al día en más de 1,6 kilómetros, en especial si estableces un objetivo diario.

 

"Los dispositivos de seguimiento del ejercicio son una gran herramienta para la salud cardíaca. Estar más activo y cambiar tus hábitos es importante pero puede ser difícil. El seguimiento puede ayudar a muchas personas cuando se combina con un objetivo claro al que dirigirse", señala Seth Martin, cardiólogo de la Johns Hopkins.

 

Tener un registro diario objetivo puede mostrar el poco ejercicio realizado, señala Martin, algo que puede recalibrar su mentalidad y convertirse en un incentivo. Es posible encontrar la forma de incorporar más actividad al día a día, ya sea caminando o haciendo gimnasia, caminar durante reuniones o llamadas personales o solo utilizando las escaleras en vez de un ascensor.

 

"Esto proporciona a las personas información y les da fuerzas para comenzar a hacer cambios dirigidos a mejorar su salud cardíaca ya que a menudo, su nivel de actividad no era algo a lo que prestaran atención antes de empezar a hacer el seguimiento", aclara el facultativo de la institución americana.

 

MONITORES DE EJERCICIO: DÓNDE COMENZAR Y CÓMO NO DEJARLOS

 

Prueba varios podómetros, aplicaciones de smartphone o dispositivos portátiles hasta que encuentres uno que se adapte a ti y a tu presupuesto, sugiere el facultativo.

 

Los siguientes pasos una vez que encuentres lo que buscas son:

 

1. Utiliza el dispositivo de forma consistente cada día.

 

2. Fija un objetivo: el dato más común son los 10.000 pasos al día pero consulta con tu médico. Si no es un objetivo realista o no resulta saludable en tu caso, el médico te puede sugerir un plan individualizado como doblar tus actuales 2.000 pasos a los 4.000 al día.

 

3. Encuentra actividades que disfrutes y que también puedan adaptarse a tu vida diaria y mantenerse a largo plazo.

 

4. Convence a amigos y familia para que utilicen también monitores de ejercicio: esto puede ayudar a crear una red de apoyo social e incluso promover un sentido de competición.

 

5. Sigue tus registros: comprueba tus datos cada día y compártelos con tu médico en la siguiente cita.

 

En un estudio reciente, Martin y sus colegas de la Johns Hopkins evaluaron un programa personalizado en tiempo real automatizado que enviaba mensajes a sujetos según sus datos en el teléfono móvil. A corto plazo, este sistema de asesoramiento ayudó a aumentar el número de pasos en más de 1,6 kilómetros diarios.

 

Martin espera que un sistema similar pueda extenderse entre la población y quiere evaluar las plataformas de sociales mediáticas para generar redes de competición y apoyo. "No ha sido estudiado pero parece que funciona. Creo que la tecnología puede ser una herramienta muy potente para conseguir que la gente se mueva más", apunta.