Aplazadas hasta julio las declaraciones de Page y Benito en el 'Caso Samaniego'

José Antonio Samaniego, a la izquierda, junto a los letrados Lavin y Verdugo.

Ana Page y María Jesús Benito estaban citadas para declarar este jueves en el Juzgado de Instrucción número 2 de Valladolid en calidad de imputadas, pero el abogado de Samaniego ha presentado la renuncia.

La juez que instruye la supuesta trama de adjudicaciones de obras y servicios a empresas del que fuera responsable del Área de Mantenimiento del Ayuntamiento de Valladolid, Luis Alberto Samaniego, ha pospuesto al mes de julio el interrogatorio previsto para este jueves de la jefa del Departamento de Patrimonio, Ana Isabel Page, y de la actual encargada del centro de Mantenimiento, María Jesús Benito.

 

El aplazamiento de la toma de declaración a ambas funcionarias, que tenían que testificar en calidad de imputadas, se ha producido a petición del nuevo abogado defensor de los Samaniego, el decano del Colegio de Abogados de Palencia, Santiago González Recio, que ha advertido de que en caso contrario podría darse un caso de indefensión al no haber tenido aún tiempo de ponerse al corriente de la causa que se sigue contra sus patrocinados, Luis Alberto y su hijo Luis Javier.

 

Así, y pese a la oposición del letrado defensor de la jefa del Departamento de Patrimonio, Ana Page, partidario de practicar la prueba ante la difícil situación por la que ésta atraviesa, finalmente la jueza ha acordado trasladar los interrogatorios al día 22 de julio, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

La aludida Ana Page es supuestamente la persona que destapó la trama actualmente investigada, mientras que la actual responsable del Centro de Mantenimiento, María Jesús Benito, fue acusada por un trabajador de ser partícipe de la destrucción de pruebas relacionadas con el caso.

 

Se da la circunstancia de que desde el inicio de la instrucción la asistencia letrada de los Samaniego ha sido ejercida hasta la fecha por tres letrados distintos, primero el veterano Luis Lavín, que se vio obligado a renunciar por enfermedad, posteriormente José Rodríguez Monsalve y ahora el máximo responsable de los abogados de Palencia, que tendrá que ponerse al día a marchas forzadas de este caso en el que se investiga, entre 2000 y 2014, el supuesto enriquecimiento -más de 11,2 millones de euros- del clan de empresas vinculadas al exjefe de Mantenimiento del Consistorio vallisoletano.

 

Hasta el momento han declarado como imputados Luis Alberto Samaniego y su hijo, así como un primo del primero, Antonio Bernardo Samaniego, y Miguel Ángel Rodríguez Patín, contable del grupo de empresas familiares.