Apenas “una docena de conciertos” en bares musicales desde su regreso a Valladolid

Una actuación musical en la sala Portacaeli de Valladolid, hace unos años. TRIBUNA

La concejala de Cultura en el Ayuntamiento, Mercedes Cantalapiedra, confirma que por el momento está habiendo menos actuaciones de las esperadas tras aprobarse la nueva normativa municipal.

Arrancaba el 2015 con una buena noticia para los amantes de la música en Valladolid. Hasta 173 bares y salas de la ciudad –hasta el 1 de enero solo tenían permiso 22- conseguían a través de la aprobación de la llamada Ley de Medidas el consentimiento necesario para poder organizar actuaciones musicales a modo de ambientación, algo por lo que el Ayuntamiento de Valladolid peleó durante más de seis meses.

 

Pero hete aquí que, cuatro semanas después de su aprobación, el tan solicitado cambio por parte de los músicos apenas ha tenido repercusión en la ciudad. “Parece que por ahora ha habido mucho ruido y pocas nueces”, confirma la concejal de Cultura en el Consistorio, Mercedes Cantalapiedra, a Tribuna de Valladolid.

 

“Apenas ha habido una docena de actuaciones en estas semanas, por lo que me comunican desde la Consejería de Medio Ambiente”, continúa Cantalapiedra, algo sorprendida por lo que había sido una petición monumental meses atrás, y que parece haberse quedado en una pequeña parte de lo que aparentaba.

 

En este sentido cabe recordar que todas las salas, las 173, debían contar con dos requisitos indispensables. En primer lugar contar con unas medidas de seguridad mínimas para un posible desalojo en caso de necesidad, y en segundo cumplir con las leyes de ruido para respetar el descanso de los vecinos. Con esto último ya avisó el Ayuntamiento que sería intransigente, llegando a ponerse multas de 12.000 euros si algún local lo incumplía.

 

Uno de los detalles que podría haber afectado al hecho de que se hayan organizado tan pocos conciertos es que los locales deben avisar a Medio Ambiente para que un técnico compruebe que todo está en orden. “Desde la Consejería me confirmaron que por ahora se encuentran bastante tranquilos en cuanto a peticiones”, asegura la concejal de Cultura.

 

“Veremos si con el paso del tiempo la gente termina de animarse, pero lo cierto es que por el momento no se puede decir que esté teniendo mucho éxito”, concluye Cantalapiedra. Desde Izquierda Unida ya han pedido explicaciones a la concejal este mismo jueves sobre la información que se ha remitido a los bares, que podría ser insuficiente y por tanto una de las causas de esta floja acogida. Por ahora, habrá que esperar.