Apelación tampoco da la razón al Real Valladolid en el "Caso Minutazo"

El segundo comité de la RFEF se ratifica en los argumentos de Competición y ahora el Real Valladolid recurrirá al Comité Español de Disciplina Deportiva.

Al Comité de Apelación de la RFEF ni siquiera le ha hecho falta incoar un expediente disciplinario y hacer acopio de información para dictar su sentencia en el "Caso Minutazo". Al igual que hiciera el Comité de Competición la semana pasada, Apelación no cuestiona la versión blanquivioleta de los hechos en el litigio (ni siquiera se comenta la jugada), pero no le concede la petición de que se repita el último minuto Valencia C.F. - Real Valladolid.

 

Tras esta decisión del Comité de Apelación, el Real Valladolid agotará los cauces de la justicia deportiva presentando la próxima semana un recurso ante el Comité Español de Disciplina Deportiva, que, en principio, podría estudiar el caso en su reunión del próximo viernes 28 de abril.

 

El "Caso Minutazo" tiene lugar el pasado 7 de abril en el Estadio de Mestalla, en el partido correspondiente a la jornada 30ª de la Liga BBVA. Con el resultado de 1-1 en el marcador, en el minuto 92:05 (3 minutos de descuento), el Valencia concede un saque de banda a un metro del banderín derecho de su propio campo. Mientras el colegiado Hernández Hernández estaba pidiendo a jugador del Real Valladolid que sacara, el jugador del Valencia Joao Pereira puso el balón en juego y el juez, a diez metros de la jugada, permitió que la misma continuase hasta que finalizó con un nuevo gol del Valencia, que puso el 2-1 definitivo en el marcador.

 

Es decir, la reclamación del Real Valladolid viene motivada por el hecho sin precedentes de que el colegiado le privara de la última posesión del partido para intentar ganar el encuentro y se la concediera al rival, favorecido por el flagrante abandono de sus funciones por parte del colegiado, que permitió consciente y voluntariamente que el partido discurriera fuera del cauce marcado por sus propias decisiones técnicas.

 

En el fallo de Apelación, que se puede leer íntegramente bajo estas líneas, Apelación se acoge a la Regla nº 5 de la F.A. Board de la FIFA que dispone lo siguiente: "Las decisiones del árbitro sobre hechos relacionados con el juego, incluido el hecho de si un gol fue marcado o no, y el resultado del partido, son definitivas". "Dicha Regla -recoge la sentencia del Comité de Apelación-, de obligado acatamiento para todo los clubs federados, bloquea automáticamente la pretensión del Real Valladolid C.F. de que un Comité disciplinario pueda ordenar la repetición, siquiera parcial, de un encuentro".