Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Antonio Rodríguez retira su candidatura a la Presidencia de la CVE al no considerar "imparcial" el proceso

El presidente de la Asociación de Empresarios del polígono San Cristóbal de Valladolid, Antonio Rodríguez, ha retirado su candidatura a la Presidencia de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), al considerar que no se han cumplido sus "expectativas para el desarrollo imparcial" del proceso de elección.

Antonio Rodríguez concurría en el proceso frente al otro candidato, el empresario del sector de la madera José Antonio de Pedro, a quien el presidente saliente, Manuel Soler, había mostrado su respaldo.

 

En este sentido, Rodríguez ha justificado su renuncia en que considera que "no se han confirmado las expectativas abiertas por Manuel Soler para el desarrollo imparcial de este proceso renovador sin posicionamientos previos de la directiva saliente en favor de ninguna candidatura".

 

En un comunicado recogido por Europa Press ha añadido que ha visto comprometidos los "presupuestos" que motivaron la presentación de su candidatura, al no haberse "ratificado" las perspectivas iniciales. En todo caso, ha querido desear "lo mejor" para la organización empresarial vallisoletana en la nueva etapa de continuidad que se ha anunciado.

 

No obstante, ha añadido que, en los pocos días de preparación de su candidatura, ha podido comprobar que "buena parte de las asociaciones integradas en la CVE" son partidarias de "una nueva forma de pensar más adecuada a la realidad actual, necesitada más que nunca del trabajo en común con el fin de explotar de una forma constructiva las sinergias que existen entre todas las organizaciones empresariales".

 

En esa corriente de ideas, Antonio Rodríguez se planteaba para la Presidencia como "una nueva opción de gestión" de la patronal de Valladolid, "que hiciera frente al reto de la necesaria renovación de la organización, una opción superadora del continuismo de etapas anteriores, en definitiva una opción por un cambio modernizador y para el impulso de una nueva etapa en positivo, unificadora de voluntades y catalizadora de los esfuerzos de las diferentes asociaciones".

 

El anuncio de la marcha de Manuel Soler de la Presidencia de la organización y la confianza de que la misma suponía la apertura de un "sano proceso de competencia" para la presentación de candidaturas que ofrecieran nuevos proyectos, ha explicado, le animó a tomar la decisión de abanderar un proyecto "ilusionante" para la transformación de la organización en un elemento dinamizador de la economía vallisoletana y su adaptación al nuevo entorno económico que ha puesto de manifiesto la crisis.