Antes y después de los 30... así cambia la vida

Estos cambios se manifiestan en esos pequeños aspectos de nuestra vida que, hace no tanto, jamas pensamos que cambiarían: vida social, tiempo libre, ocio... 

En el momento en que se cumplen 30 años la vida parece que nos obliga a hacer balance y no siempre resulta tan sencillo como parece. Hace "nada" teníamos 20 y los 30 nos parecían demasiado lejanos como para pensar en ellos. Ahora que iniciamos nueva etapa, los inevitables cambios que suceden a nuestro alrededor evidencian nuestra edad y eso es algo que, aunque (muy) duro, debemos aceptar.

 

Estos cambios se manifiestan en esos pequeños aspectos de nuestra vida que, hace no tanto, jamas pensamos que cambiarían: vida social, tiempo libre, ocio... Y no nos damos (o no nos queremos dar) cuenta hasta que un buen día el Facebook de tus amigos pasa de compartir fotos de fiestas y mucho alcohol a fotos de bebés y cosas de bebés; cuando ves que a Menganito (más vago que el sastre de Tarzán) le ha dado por hacer 'running'; cuando crees que no quieres bebés, pero sí un perro; cuando no conoces la mayoría de grupos de música de ahora o cuando recuerdas anécdotas de la universidad que pasaron hace 10 años (que se dice pronto), entre otras muchas cosas.

 

La página web BrightSide aborda este tema con una serie ilustraciones que representan las diferencias entre la vida antes y después de cumplir los 30 de una manera franca y divertida.