Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Aníbal Falcón gana el V Concurso Nacional de la Comunitat Valenciana de Cortadores de Jamón Ibérico

Castro y González, productor de Jamón Ibérico de Guijuelo en Salamanca, ha proporcionado las piezas cortadas por los concursantes.

Aníbal Falcón, cortador asentado en Salamanca, ha ganado el V Concurso Nacional de la Comunitat Valenciana de Cortadores de Jamón Ibérico, celebrado  ayer por la tarde en Nuevo Centro y en el que participaron 6 cortadores de Salamanca, Sevilla, Las Palmas de Gran Canaria, Puerto de Sagunto y Torrevieja. El segundo premio correspondió al valenciano José María Sánchez, del Puerto de Sagunto y el tercer premio recayó sobre Pablo Montiel de la localidad sevillana de Ginés.

 

El concurso ha estado organizado por Lázaro Fernández, con la participación de Castro y González, empresa productora de Jamón Ibérico de Guijuelo (Salamanca), Nuevo Centro, Jamones Gargallo  y la distribuidora de Castro y González en la Comunitat Valenciana, Diniva.

 

El concurso duró una hora y cuarenta y cinco minutos en los que el jurado valoró aspectos como la rectitud del corte, el estilo del cortador, la limpieza y pelado de la pieza, el tamaño y grosor de la loncha, la presentación de los platos, entre otros.

 

Otros aspectos que se valoraron por el jurado fueron la propia presencia del cortador, y la presentación de los platos, así como la consecución de mayor número de platos con un gramaje de 100 gramos.

 

Jamones de Castro y González

Los jamones que permitieron el desarrollo del concurso pertenecían a Castro y González,  empresa productora de jamón ibérico de Guijuelo con cabaña propia de madres que proporciona piezas uniformes, y de calidad excepcional. Castro y González cuenta con sus propias dehesas y con su propia producción de bellota para alimentar su cabaña.

 

Castro y González es una empresa familiar, dedicada desde 1910 a la elaboración de productos ibéricos en la localidad salmantina de Guijuelo. Al frente de esta firma se encuentra la tercera generación de la familia que ha sabido conjugar la tradición y la elaboración artesanal,  con la tecnología necesaria para ofrecer un producto selecto en cualquier punto del planeta.

 

La firma asegura la calidad de sus productos y la esencia de su Jamón Ibérico gracias a sus propias piaras que se crían en libertad en las fincas de la familia, con una alimentación cien por cien a base de bellota.