Ángela de Miguel, nueva presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios

Ángela de Miguel, nueva presidenta de la CVE. ALBERTO MINGUEZA

La sucesora de José Antonio de Pedro, quien renunció al cargo hace mes y medio, ha obtenido 79 votos a favor y cinco en blanco tras no presentarse ningún otro candidato.

La Asamblea Electoral de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), ha elegido como presidenta este lunes a la única candidata presentada, Ángela de Miguel, con el apoyo de 79 de los 84 delegados que han emitido su voto, mientras que 57 de los 141 convocados no se inscribieron para participar en la elección.

 

De Miguel ha marcado, en su primera intervención pública tras ser elegida en el cargo, que la patronal mantendrá su trabajo para "perseguir" las prácticas que suponen competencia desleal y para que "desde todos los ámbitos" y ha reclamado que el crédito "llegue de verdad a las empresas".

 

La abogada vallisoletana, única candidata que ha concurrido a este proceso electoral convocado tras la dimisión de José Antonio de Pedro, ha resultado elegida con el apoyo del 94,05 por ciento de los delegados que ha emitido su voto y la abstención de cinco de ellos -un 5,95 por ciento-. De los 141 delegados habilitados para el voto, se han inscrito para votar 86, aunque dos de ellos han tenido que dejar la Asamblea sin poder emitir su voto.

 

En un principio, la intención del Comité Ejecutivo y del presidente de la mesa electoral, Miguel Ángel García, era que no hubiera que realizar la votación individual debido a que se sabía que 62 de los 86 votos delegados eran favorables a De Miguel, pero finalmente por solicitud de Jorge Valentín-Gamazo, delegado perteneciente a la Asociación del Polígono de San Cristóbal, se ha llevado a cabo elección individual.

 

En su discurso, De Miguel ha agradecido a sus compañeros de Confederación el respaldo y apoyo recibido para afrontar la presidencia de la CVE así como a su predecesor, ya que contó con ella para formar parte de la Junta Directiva.

 

Ángela de Miguel ha añadido que la CVE trabajará en la defensa de los intereses empresariales de Valladolid con el objetivo de perseguir aquellas prácticas que suponen competencia desleal, para que desde todos los ámbitos se cumpla con la Ley de medidas contra la morosidad, y también en favor de la implementación de medidas que hagan más competitivas a las empresas, como la reducción de impuestos y seguros sociales

 

Del mismo modo, ha reclamado que la financiación "llegue de verdad a las empresas", puesto que considera que son estas las que pueden hacer crecer la economía y para ello "necesitan la sangre, es decir, el crédito". También ha solicitado que se facilite el acceso "en libre concurrencia" a las pymes de Valladolid a los procesos de contratación pública.

 

LLAMAMIENTO A LA UNIÓN

 

De Miguel ha realizado un llamamiento a la unión en la patronal vallisoletana y ha avanzado durante su primer discurso como presidenta de CVE, que quiere construir una Confederación "de abajo hacia arriba" que escuche a todos los empresarios y asociaciones integradas, "en la que se aglutine a todos los sectores empresariales de la provincia y sea una herramienta al servicio de las empresas y asociaciones de Valladolid, trabajando bajo demanda".

 

La nueva representante empresarial ha recordado "la intensidad" del trabajo de José Antonio de Pedro durante el año y medio que ha desempeñado el cargo de presidente "para aglutinar al empresariado de Valladolid manteniendo la independencia de la patronal".

 

Ángela de Miguel finalizó su discurso con el compromiso de que la CVE "estará ahí para representar a los empresarios donde sea pertinente" y ofrecerá también un los servicios más avanzados para contribuir a mejorar la competitividad de las empresas, pymes y los autónomos de la provincia de Valladolid.