Ángel María de Pablos concibe un pregón de las Siete Palabras muy castellano

El periodista y poeta hace una "martirización de la fe" y llama a todos los vallisoletanos a escuchar el sermón el Viernes Santo. De Pablos ya hizo el soneto en el año 84, aunque en esta ocasión recurre al verso endecasílabo mucho más "clásico".

El poeta, periodista local, cofrade de las Siete Palabras desde niño y miembro del Consejo Asesor de la Cofradía de las Siete Palabras, Ángel María de Pablos, ha equiparado las palabras de Cristo con las del medio rural castellano en el soneto creado para el pregón de las Siete Palabras, con el que se llama a los vallisoletanos a escuchar el sermón y lo que significa el último pronunciamiento de Cristo en la cruz.

  

De Pablos ha presentado este viernes el soneto en un acto celebrado en El Corte Inglés del Paseo de Zorrilla de Valladolid, donde ha estado acompañado por acompañado en la presentación por el director del diario 'El Norte de Castilla' y también autor del soneto en el año 2013, Carlos Aganzo, así como por el director de Comunicación y Relaciones Externas de El Corte Inglés en Castilla y León, José Antonio Lobato del Val, y por Francisco Javier Martín Cocho, alcalde-presidente de la Cofradía.

  

Ángel María de Pablos, en declaraciones a Europa Press, ha explicado que se trata de un soneto "con más profundidad, más meditado y menos popular" que el que realizó en 1984, cuando pregonó por primera vez el sermón de las Siete Palabras, 33 años después de que lo hiciera su padre.

  

Según ha señalado, entonces lo hizo sin darse cuenta porque venía "muy rodado por la costumbre", al contrario que en esta ocasión, pues ha tenido que ponerse "frente al papel". Si el del año 84 fue un soneto de arte menor que imitaba el estilo "de los pregoneros de pueblo", el de 2014 recurre al verso endecasílabo de arte mayor, fruto de una elaboración "más serena" que le ha permitido "volver al clásico".

  

De Pablos también ha destacado la continua alusión al número siete en el soneto y ha sentenciado que, pese a toda forma artística, el pregón se limita a "una martirización de la fe, un llamamiento para que todo el mundo acuda a la Plaza Mayor a oír el sermón".

  

Al finalizar el acto, el pregonero de la Cofradía de las Siete Palabras, Álvaro Gimeno, ha leído el soneto, al igual que hará, acompañado de otros cofrades montados a caballo, para anunciar por las calles de Valladolid la celebración en el mediodía del Viernes Santo en la Plaza Mayor del Sermón de las Siete Palabras, este año a cargo del obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro Chaves.

  

El soneto que ha elaborado Ángel María de Pablos se reproduce a continuación:

 

"Siete palabras acaricia el viento, Valladolid. Siete palabras llaman desde su timbre de amor y reclaman atención para su postrer acento. / Siete campanas desgarrando el cielo, siete arados abriendo siete  entrañas, siete surcos de dolor, siete cañas, siete palomas remontando el vuelo.../ Escucha, Valladolid, tu legado en esta mañana de Viernes Santo. Siete palabras, siete, te han dejado ancladas a la plaza, como llanto en espinas también crucificado junto a un Dios muerto por amarte tanto".