Andre Greipel gana en Montpellier en honor de Van den Broeck

El velocista alemán dedica la victoria a su líder, que abandona por una lesión de rodilla Impey, primer sudafricano que se enfunda el jersey de líder de la ronda francesa.

El corredor alemán Andre Greipel, del Lotto-Belisol, se ha adjudicado la sexta etapa del Tour de Francia del Centenario, disputada entre Aix-en-Provence y Montpellier sobre 176,5 kilómetros, al ganar al sprint por delante del eslovaco Peter Sagan (Cannondale) y del también alemán Marcel Kittel (Argos-Shimano).

 

Andre Greipel sumó su undécimo triunfo en el curso de 2013, después de los del Tour Down Under (3), Tour del Mediterráneo (1), Vuelta a Turquía (2) y a Bélgica (2), Ronde van Zeeland Seaports y el campeonato en ruta de su país, para homenajear a su jefe de filas, Jurgen van den Broeck, que dejó este jueves el Tour por una lesión de rodilla.

 

El líder del Lotto fue uno de los peor parados del pelotón y no pudo recuperarse de las secuelas de la caída en la recta de meta de la quinta etapa y tuvo que abandonar por segunda vez la ronda francesa, como en 2011, edición en la que se cayó en la jornada de Saint-Flour cuando se fracturó la clavícula.

 

"No, no sabía que Mark (Cavendish) se había caído", apuntó Greipel, al cruzar la meta victorioso y batir en el sprint al velocista australiano, quien dio con sus huesos en el asfalto a 33 kilómetros de la meta en Montpellier, donde ganó en 2011 enseñando la rueda a Tyler Farrar, Alessandro Petacchi y Daniel Oss.

 

Esta vez el 'canguro' arrancó en los últimos 150 metros para repetir el triunfo de la víspera y alcanzar la cifra de 25 victorias en el Tour, lo que le hubiera igualado al mítico francés Andre Leducq, bicampeón de la carrera (1930 y 1932), pero le resultó imposible remontar a un Greipel catapultado por sus lanzadores.

 

La etapa, al margen de una fuga frustrada del español Luis Maté (Cofidis), el 'Lince andaluz', que llegó a contar con 5 minutos y 40 segundos sobre el pelotón y fue alcanzado en el kilómetro 44, entró en el libro histórico de la carrera por el sudafricano Daryl Impey (Orica GreenEdge).

 

El africano, campeón nacional en contrarreloj, se convirtió en el primer corredor de su país en enfundarse el amarillo del Tour, pues entró en el primer grupo de 16 corredores con el mismo tiempo que Greipel y relevó a su compañero de equipo Simons Gerrans en el liderato de la general.

 

Cadel Evans, decimoséptimo, marcó el primer corte, a 5 segundos del vencedor, del pelotón en el que estaban todos los favoritos, el británico Chris Froome y los españoles Alberto Contador, Alejandro Valverde y Joaquim 'Purito' Rodríguez, entre ellos.

 

Este viernes se disputa la séptima etapa, entre Montpellier y Albi, de 205,5 kilómetros, con cuatro puertos, dos de tercera, uno de cuarta y el Col de la Croix de Mounis, puntuable de segunda categoría en el kilómetro 94,5, 6,7 kilómetros al 6,5 por ciento.