Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Ancha es Castilla para los topillos en Tierra de Campos

Oficialmente no se puede considerar una plaga, pero lo cierto es que cada vez son más numerosos y más visibles. Hablamos de los topillos, que además de provocar grandes pérdidas en los campos terracampinos, empiezan a dejarse sentir en los cascos urbanos de muchos pueblos de la comarca.

"Es algo que se veía venir", señalan desde las organizaciones agrarias, quienes todavían recuerdan los problemas que generaron los topillos no hace tantos años y que terminaron por convertirse en una alarma social.

 

Cierto es que la administración autonómica ha estado trabajando en el asunto y que oficialmente "no puede decirse que estemos ante una plaga", señalaba recientemente el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia, Luis Domingo González, quien también recordaba que las juntas agropecuarias conocen las instrucciones y lo que debe hacerse ante este tipo de situaciones.

 

Por su parte, Donaciano Dujo, presidente regional de Asaja, reconocía en los micrófonos de Onda Cero Palencia que es "cierto que todavía no es una plaga", añadiendo acto seguido que "si no se toman medidas lo antes posible los efectos serán muy negativos y entonces la plaga será más que evidente".

 

Dujo considera que las administraciones públicas, y en concreto la Junta de Castilla y León, "no debe tener miedo y reconocer que estamos ante un problema ante al que hay que actuar de forma urgente", recordando que algunas consejerías se están contradiciendo, "pues por un lado recomiendan que se metan los arados en profundidad para levantar las tierras y por otro lado dicen que no se haga".

 

Sea como fuere, lo cierto es que los agricultores están viendo como sus cultivos se están viendo mermados, algo que se pone de manifiesto en las últimas jornadas de siega. Algunos labradores y maquinistas muestran en vídeos "los daños causados por los topillos", afirmando de igual suerte que en algunos pagos se pueden contabilizar hasta mil roedores por hectárea.

 

A todo ello hay que sumar la presencia de topillos en los cascos urbanos de algunas poblaciones y localidades de Tierra de Campos, donde los mismos son visibles en parques, jardines e incluso en piscinas municipales.

 

La zona más afectada sería el suroeste de la provincia de Palencia, aunque el radio de acción incluiría municipios de la comarca vallisoletana.

 

Para Jesus Gutiérrez, alcalde Fuentes de Nava, la presencia de topillos en las calles y plazas "puede convertise en un problema de salud pública", haciendo un llamamiento para que se actúe en consecuencia. 

 

Del mismo modo se ha expresado la alcaldesa de Villarramiel, Nuria Simón, quien reconoce que "estamos recibiendo muchas quejas en el ayuntamiento".

 

Todos, parece claro, evidencian que los topillos no serán una plaga a fecha de hoy, pero terminará llegando si no se toman cartas en el asunto. Afirmación que no comparten los afectados, que empiezan a ver cómo los topillos están en sus jardines y en sus casas.

Noticias relacionadas