Ancelotti también sufrió en el 'Clásico': "Fue una pesadilla para los madridistas"

Carlo Ancelotti

El entrenador italiano Carlo Ancelotti descartó una vez más volver esta temporada a los banquillos, ni siquiera ante una posible llamada de su último club, el Real Madrid, y calificó de "pesadilla" para los aficionados blancos lo sucedido en el Clásico .

"Decidí, no hoy sino cuando salí del Real Madrid, tomarme un año sabático y no cambio de idea. Me han buscado algunos equipos, pero ha todos les he dicho que prefiero estar parado este año y volver el siguiente", aseguró Ancelotti en el programa 'Radio Anch'io Sport'.

De todos modos, no cerró las puertas a una vuelta al club blanco. "¿Por qué no? Pero también al PSG, al Chelsea... He tenido unas experiencias fantásticas fuera de Italia y la relación con estos equipos siguen y seguirán, pero prefiero esperar", admitió.

"Hablé con Cristiano la semana pasada y no me dijo que no tuviera una buena relación con Benítez. Es profesional, serio, sigue su línea, siempre intentar ser el mejor e intenta jugar por el equipo, pero es un delantero y cuando un equipo no juega bien los delanteros son los que más sufren. Se van a buscar muchas cosas para explicar lo que pasa, pero no creo que haya una difícil relación con el entrenador", prosiguió el de Reggiolo por la relación de Rafa Benítez con el vestuario.

Para Ancelotti, todo lo que está pasando ahora el club madridista tras el 0-4 del Clásico "es muy complicado", pero pidió cierta calma porque la temporada está en su "inicio" y los jugadores "tienen la calidad para poder resolver una situación que, seguramente y sobre todo en el Real Madrid, es muy complicada", comentó.

"Fue una pesadilla para todos los aficionados, se encontraron un Barcelona fortísimo y el Real Madrid sufrió", opinó el técnico italiano del partido del pasado sábado, que no quiso hablar cuales pudieron ser los errores de Benítez porque "es dificilísimo juzgar desde fuera la dinámica de un vestuario". "Mirando el partido, sufrieron a nivel táctico buscando hacer una presión alta y se encontraron un equipo con el control del balón y eso marcó la diferencia en el campo", sentenció.

Finalmente, Ancelotti tampoco cree que las alineaciones salgan de la directiva. "Cada entrenador tiene su propia idea y la pone en el campo. Yo fui tachado durante años de poner los onces de Berlusconi y en el Real Madrid lo mismo. Creo que es mejor hundirse con las propias ideas que con las de otro", aseveró.