(Ampl.) Santander ganó 2.205 millones en 2012, un 59% menos, tras dotar 18.800 millones y sanear 'ladrillo'

Emilio Botín
La entidad devuelve los 24.000 millones que pidió al BCE en diciembre de 2011 y reduce el riesgo inmobiliario en España a la mitad


MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Grupo Santander ha cerrado 2012 con un beneficio atribuido de 2.205 millones de euros, lo que supone un descenso del 59% con respecto a 2011, tras realizar provisiones por 18.800 millones y sanear el riesgo inmobiliario en España, según ha informado este jueves la entidad.

En concreto, de los 18.800 millones, el saneamiento de exposición al sector inmobiliario en España ha supuesto 6.100 millones, con lo que está cubierta al 100% la normativa aprobada en 2012, mientras que las dotaciones de mora ascendieron a 12.666 millones, un 28% más.

El presidente del Santander, Emilio Botín, ha destacado que el beneficio en 2012 ha marcado un "punto de inflexión". "En 2013, una vez terminados los saneamientos especiales, veremos un fuerte aumento de resultados, apoyados en la recurrencia de ingresos y el control de los costes", ha afirmado.

El beneficio ordinario de 2012 ascendió a 5.251 millones de euros, al que se suman 1.065 millones de plusvalías obtenidos, principalmente con la venta de la unidad de Colombia y con el reaseguro de la cartera de seguros de vida de España y Portugal.

Por tanto, el beneficio del período habría sido de 6.315 millones de euros, pero tras destinar 4.110 millones netos a provisiones para la cobertura de los riesgos con el sector inmobiliario en España, queda reducido a 2.205 millones.

La entidad cántabra ha descatado que los resultados de 2012 muestran la fortaleza del grupo, ya que a pesar de varios ejercicios con un contexto económico difícil, sigue mostrando un crecimiento de ingresos y del beneficio antes de provisiones, que se sitúa en 23.559 millones, un 2% superior al de un año antes y un 34% más desde el comienzo de la crisis, en 2008.

El Santander ha subrayado además que la diversificación sigue siendo clave para entender la resistencia de los resultados en un entorno "tan complejo" en Europa, donde desarrolla una parte muy importante de su actividad.

La tasa de morosidad del grupo se sitúa en el 4,54%, lo que supone un aumento de 0,65 puntos con respecto a 2011. En España, la morosidad se sitúa en un 6,74%, con un aumento de 1,25 puntos en el año, afectada también por la caída del crédito.

El conjunto de créditos netos del grupo ascendió a 720.483 millones de euros y representa un 113% de los depósitos (647.540 millones). Antes de la crisis, en diciembre de 2008, esa relación era del 150%. Los créditos cayeron un 4% y los depósitos subieron un 4%, sin cesiones temporales de activos.

MAS DEPOSITOS QUE CREDITOS EN ESPAÑA POR PRIMERA VEZ EN DECADAS.

En concreto, en España, el grupo pasa a tener más depósitos que créditos por primera vez en décadas, de forma que por cada 100 euros en depósitos tiene 96 en créditos, cuando cuatro años atrás por cada 100 en depósitos, tenía prestados 178. Esta evolución es consecuencia, según la entidad, del fuerte proceso de desapalancamiento de la economía española y el crecimiento de los depósitos, pese a que en el conjunto del mercado descienden.

Banco Santander cerró 2012 en España con 194.170 millones de euros en créditos y 201.850 millones en depósitos, con una caída del 6% en el crédito bruto debido al descenso del 32% en el crédito con finalidad inmobiliaria y un aumento del 12% en los depósitos.

En 2012, ha reducido su exposición al riesgo inmobiliario en España en un 26%, desde 31.994 millones a 23.705 millones, tras reducir la cartera de créditos y los inmuebles adjudicados o adquiridos en pago de deuda.

El saldo de la cartera de créditos se redujo en 7.575 millones en 2012, hasta 15.867 millones, y el de inmuebles bajó en 714 millones, hasta terminar en un saldo de 7.838 millones. Esta reducción es consecuencia de la "agresiva" política de venta de inmuebles que ha supuesto que en 2012 se hayan vendido 33.500 inmuebles propios y de promotores, cifra que constituye, según el banco, todo un record.

La entidad ha afirmado que seguirá dando prioridad a la venta de estos activos. Además, el banco ha incrementado sustancialmente los saneamientos, de tal manera que el importe del fondo constituido se eleva ya a 11.196 millones de euros, que cubre el 47% del conjunto de la exposición al sector inmobiliario.

Estas dotaciones dejan en 12.509 millones de euros la exposición neta al sector inmobiliario en España, que es prácticamente la mitad que a cierre de 2011, cuando ascendía a 24.892 millones.

DEVUELVE 24.000 MILLONES AL BCE.

Por otro lado, Santander realizó el año pasado emisiones a medio y largo plazo por importe de 31.100 millones, además de colocar en el mercado 11.900 millones en titulizaciones. En enero de este año, Santander ha colocado 2.000 millones en cédulas hipotecarias a cinco años y 1.000 millones en deuda senior a siete años.

Esta mejoría en la liquidez ha permitido devolver ya al Banco Central Europeo (BCE) la totalidad del LTRO tomado por Banco Santander y Banesto en diciembre de 2011 y que era de un importe de 24.000 millones de euros. Se mantienen otros 11.000 millones tomados en la segunda oportunidad que dio el BCE de tomar liquidez. Para Banco Santander estas líneas del BCE son un "seguro de liquidez", para un entorno complejo, que redeposita en el BCE.