Amnistía Internacional recoge firmas en Valladolid para pedir el apoyo de EEUU al tratado sobre comercio de armas

Recogida de firmas en la calle Santiago.

Amnistía Internacional ha recogido este sábado firmas en Valladolid para pedir a Estados Unidos su respaldo al tratado sobre el comercio de armas (TCA).

 

De esta forma, desde las 12.00 horas los activistas del grupo local de la organización han pedido apoyo ciudadano para solicitar que la administración Obama se implique "de manera constructiva" en la fase final de las negociaciones para conseguir que el tratado se adopte este año.

 

"Entre este lunes, 18 de marzo, y el día 28 del mismo mes, se celebrará en Naciones Unidas la Conferencia Final sobre el TCA y el apoyo de Estados Unidos será fundamental", han explicado en este sentido fuentes de Amnistía Internacional a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

En el acto de este sábado en la calle Santiago, además, los activistas han contado con la colaboración de un grupo de animadores que han hecho una representación sobre la venta de armas para resaltar que "es más fácil vender armas que plátanos".

 

Por otra parte, los miembros de Amnistía Internacional en Valladolid han destacado que "la gente ha colaborado bastante a pesar de la lluvia, pues muchas personas han parado para informarse y firmar".

 

La coordinadora del grupo en la capital vallisoletana, Ana Victoria Pérez, ha detallado también que en el mundo muere cada minuto una persona como consecuencia de la violencia armada.

 

"Ahora nos encontramos en la recta final de la aprobación en Naciones Unidas de un tratado sólido. La conferencia que se celebrará este mes en la ONU se trata de una ocasión única, que tiene el apoyo expreso de 132 países dispuestos a llegar a un acuerdo en esta reunión", ha recordado Pérez antes de matizar que hasta el momento el Gobierno español ha mostrado un "claro apoyo" a la propuesta gracias a los más de cien apoyos por parte del Congreso de los Diputados, once Parlamentos autonómicos, Diputaciones y Ayuntamientos.

 

En cualquier caso, el tratado se ocupará únicamente de las transferencias internacionales y no regulará la tenencia de armas en el interior de los países.