Amez cree que la muerte de la psicóloga de Palencia es consecuencia de la falta de control por la merma de profesionales

La secretaria de la Federación de Servicios Públicos de UGT en Castilla y León, Carmen Amez, se ha mostrado convencida de que la muerte ayer de una psicóloga en el Centro Psiquiátrico San Juan de Dios de Palencia a manos de un paciente es una consecuencia de la falta de control de los enfermos por la merma de profesionales.

De este modo se ha pronunciado Amez a preguntas de los periodistas respecto a la muerte de la joven de 29 años que prestaba servicios como psicóloga desde hace unos 5 meses en el Centro Psiquiátrico San Juan de Dios como consecuencia de un apuñalamiento por parte de un interno a la entrada del turno de trabajo.



Amez ha reiterado que este luctuoso hecho es una consecuencia de "tanto austericidio" por las políticas de recortes en los centros públicos y privados que han mermado las plantillas de profesionales y el control sobre los pacientes.



La secretaria de la Federación de Servicios Públicos ha levantado "la voz de alarma" y ha trasladado su deseo de que el de ayer sea el último hecho de estas características.



Amez ha realizado estas declaraciones en Valladolid con motivo de la inauguración este miércoles de unas jornadas sociosanitarias sobre residencias geriátricas privadas en las que ha participado también el gerente de Servicios Sociales, Jesús Fuertes, que ha vuelto a apelar a la prudencia en un caso que sigue en fase de investigación.



Tras volver a lamentar la muerte de esta psicóloga del Centro San Juan de Dios de Palencia, Fuertes se ha mostrado dispuesto y partidario de escuchar y analizar todo tipo de propuestas para mejorar la situación de seguridad de los trabajadores del sector.