Amargo trago del Cuatro Rayas en el Palau

Los azulgrana demuestran una vez más contra el Valladolid su insultante superioridad y siguen como líderes con pleno de puntos (22) y victorias (11).

FC Barcelona (42): Saric, Karabatic (3), Gurbindo (3), Saubich (1), Noddesbo (4), Entrerríos (6) y Ariño (3) –siete inicial-; Sterbik, Juanín (4), Tomás (2), Sorhaindo (2), Sarmiento (3), Rutenka (6), Viran (0), Balaguer (4), Lazarov (1).

 

Cuatro Rayas Valladolid (26): Pérez Verdejo, Porras (5), Lacasa (2), Hernández (7), Corzo (2), Megías (3) y Delgado (1) –siete inicial- Peciña (0), Fernández (0), Juárez (0), López (0), Camino (0), Bozovic (6) De Diego (0).

 

Parciales: 4-2, 9-5, 13-6, 16-9, 20-11, 23-13 –descanso-; 26-16 , 28-18, 32-20, 36-21, 40-23 y 42-26.

Antaño uno de los oponentes más fieros de la Liga ASOBAL, el Cuatro Rayas Valladolid lucha ahora por la permanencia, diezmada su plantilla los últimos años por la crisis económica que azota a tantos clubs de balonmano. Esa realidad se ha hecho de nuevo patente en el Palau, donde el equipo castellano ha asumido su inferioridad desde el primer minuto ante un FC Barcelona confeccionado para reinar en Europa (42-26).

 

Por más voluntad que hayan puesto sus jugadores sobre el parquet, el Valladolid ha sido un espejismo respecto a aquel grupo que resolvía a menudo los duelos con el Barça en los últimos segundos. Incluso con un esfuerzo medido, esta vez los azulgrana han impuesto desde el primer instante un ritmo irresistible para el Valladolid.

 

En esencia, el Barça se ha escapado enseguida en el marcador y ha vivido de esa inercia a favor hasta el final del partido, otra vez con un Saric sensacional bajo palos: en el minuto 2 ya ha parado un penalti a Corzo y ha totalizado 11 paradas y una efectividad del 46% en los 30 minutos de la primera mitad. Sterbik ha salido tras la reanudación con acierto (9 y 41%).

 

 

Cuatro goles del ex azulgrana Fernando Hernández han mantenido de inicio al Valladolid en el partido (6-4 en el 8'), pero las paradas de Saric, los robos de balón y los consiguientes contragolpes han ido minando la resistencia visitante: 14-6 en el 16' con cuatro tantos de Noddesbo y Entrerríos.

 

Con la victoria en el bolsillo, el público ha agradecido goles espectaculares como el 17-9 del 21', obra de Sorhaindo lanzando de espaldas a la portería. Los diez goles de diferencia al descanso (23-13) han sido el preámbulo de un acto parecido en la segunda mitad, cuando la distancia se ha ido ampliando con el paso de los minutos y reparto general de goles entre los azulgrana (42-26). Ambos con seis dianas, Rutenka y Entrerríos han sido los máximos realizadores azulgrana.

 

El Barça se ha quedado a dos tantos de su récord anotador de esta temporada en la Liga: 20-44 al Villa de Aranda