Álvaro Rubio, un espejo de profesionalidad para los canteranos del Pucela

Álvaro Rubio en un partido de pretemporada. JUAN CARLOS MANCERAS

Con muchas pretemporadas a su espalda, el veterano jugador balnquivioleta ayuda en cada entrenamiento a los más jóvenes. 

Álvaro Rubio es un profesional extraordinario. Un ejemplo diario en el trabajo. El espejo en el que se deben mirar los más jóvenes para ser un buen futbolista profesional. Más o menos acertado en el campo, pero profesional como el que mejor.

 

Curiosamente, este verano hay mucha juventud en las filas blanquivioleta y están recibiendo lecciones impagables al lado de Álvaro Rubio, que ya sabe mejor que nadie qué conlleva una pretemporada, qué es un stage y cuál es la preparación idónea para llegar a la Liga en plenitud de condiciones y después mantener la forma en una campaña larga y dura.

 

En la mañana de este miércoles, Álvaro Rubio repasó la actualidad con los medios de comunicación vallisoletanos desplazados a Mondariz. Sin duda, opinión más que autorizada en pretemporadas.

 

“Este año hay muchos chavales del filial y la verdad es que les estoy viendo fenomenal, con muchas ganas. A ver qué tal se comportan ahora en estos partidos”, destaca el capitán, que no jugará ante el filial del Celta por unas molestias en los aductores.

 

Al margen de este contratiempo físico, ya habitual para Álvaro Rubio cuando arranca la preparación pero que siempre supera rápida y eficazmente, el riojano subraya que “me encuentro muy bien. Voy a poco a poco. Temporada a temporada. El año pasado acabé bien y sigo. Me cuido al máximo para estar bien y mientras el cuerpo aguante, seguiré porque el fútbol me gusta mucho”, confiesa.

 

Sobre la confección de la plantilla, Rubio considera que “faltan jugadores por venir; eso está claro. Pero los que están, lo están haciendo fenomenal. Son gente con hambre de conseguir cosas, con muchas ganas. Y eso es positivo. Poco a poco. De momento los que estamos tratamos de hacerlo lo mejor posible”.

Noticias relacionadas