Álvaro Rodríguez reaparecerá en la San Silvestre Vallecana

Álvaro Rodríguez. TRIBUNA

El atleta de Peñafiel vuelve a una competición oficial con la intención de tener un final de año dulce, ya que lleva sin correr desde el mes de marzo.

Álvaro Rodríguez despedirá el año corriendo la tradicional carrera madrileña que cumple sus bodas de oro. Será su reaparición en competición tras un 2013 aciago, en el que apenas se ha calzado las zapatillas desde su participación en el Campeonato de Europa en pista cubierta de Göteborg, allá en el mes de marzo, tomando parte nada más en alguna milla urbana de forma casi anecdótica.

 

Además debutará por fin con sus nuevos colores, tras su fichaje por el club Atletismo Valdemoro - GO fit y de iniciarse la nueva temporada hace casi dos meses. Se trata de su segunda participación en la carrera internacional que organiza su patrocinador Nike, tras su estreno el pasado año en el que entró en 23º lugar, completando los 10 kilómetros en unos buenos 30’51 para tratarse de una distancia muy alejada de sus predilectos 1.500 metros y con un perfil tan duro como el del circuito madrileño. La participación en esta 50ª edición será de 40.000 corredores, habiéndose agotado una vez más el cupo de inscripciones a los pocos días de su apertura.

 


Este año el de Peñafiel tendrá difícil mejorar su anterior prestación dado que acaba de finalizar el proceso de recuperación de la lesión que le ha mantenido en el dique seco todo el verano y lleva pocas semanas entrenando con continuidad.

 

“Llevo un último mes muy bueno, prácticamente sin ninguna molestia y aumentando la carga de entrenamientos de manera muy satisfactoria. Ahora mismo me encuentro en una especie de pretemporada, recuperando la forma que había perdido en mis meses de obligado parón, pero lo principal era verme por fin sin dolor. Los 10 kilómetros de la San Silvestre me servirán para evaluar mi estado actual y seguir mejorando mi capacidad aeróbica”, indicaba el atleta.

 

Precisamente esa continuidad que le ha sido tan esquiva esta última temporada es lo que le pide Álvaro al 2014, para “seguir progresando y aspirar, por fin, a una medalla internacional en categoría senior, ojalá que en el Europeo de Zürich que es mi gran objetivo.”