Alumnos del Centro Juan de Herrera realizan una réplica de dos metros del Puente Colgante

La maqueta de dos metros realizada por los estudiantes del Juan de Herrera. TRIBUNA

La maqueta ha sido donada al Ayuntamiento con el fin de que sea expuesta en algún espacio público para contemplación de los ciudadanos.

Un grupo de alumnos del segundo ciclo de soldadura del Centro Integrado de Formación Profesional Juan de Herrera de Valladolid han presentado este martes al alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, una réplica metálica del Puente Colgante, que van a donar al Ayuntamiento con el fin de que sea expuesta en algún espacio público para contemplación de los ciudadanos.

 

El alcalde ha visitado este centro de enseñanza, donde ha sido recibido por el director, Carlos Polanco Mangas, y por diversos profesores, entre ellos Juan José Salio Herrero, coordinador de este proyecto, que forma parte del módulo de montaje en construcciones metálicas.

 

Según han explicado los propios alumnos, esta maqueta les ha llevado varios meses de trabajo, y para su realización se ha tomado como referencia diferentes fotografías e imágenes del puente, construido en 1864 como primero de este tipo en España y pionero en utilizar el hierro como material.

 

Su único vano salva una luz de 67 metros y tiene un ancho de tablero de siete metros. Fue fabricado por piezas en los talleres Henderson Porten de la ciudad británica de Birmingham, han informado a Europa Press fuentes municipales.

 

Por su parte, Javier León ha agradecido la donación de la obra y se ha comprometido a estudiar una ubicación para que pueda ser disfrutada por los ciudadanos. Al mismo tiempo, ha sugerido a los alumnos la posibilidad de efectuar una maqueta similar del Mercado del Val, ya que buena parte de su estructura es metálica y los paños de ladrillo de los cerramientos se corresponden con una actuación posterior.

 

Durante la visita, el alcalde y la concejal de Atención y Participación Ciudadana, Domi Fernández Domínguez, han recorrido varias aulas del centro, donde se imparte formación en fabricación mecánica, automoción, soldadura, construcciones metálicas, carrocería, electromecánica, mantenimiento de vehículos, fontanería y calefacción.

 

El alcalde ha animado a los estudiantes a seguir la formación profesional como una salida laboral con perspectivas a pesar de la situación económica, y ha recordado el peso industrial "que aún sigue teniendo la economía de Valladolid, con una presencia notable del sector de la automoción y sus empresas auxiliares, y otras como Lingotes Especiales".

 

También se ha referido a la continuidad de los Talleres de Renfe y el mantenimiento del material de alta velocidad en las instalaciones ya construidas en la zona de San Isidro.