Alumnos de 4º de la ESO visitan FEAFES Valladolid El Puente para conocer sus métodos de trabajo artesanal

La actividad se engloba dentro de las acciones promovidas por la Junta de Castilla y León para el Estímulo a la Creación de Empresas en las etapas educativas no universitarias.

DÍA: 11 de abril

 

HORA: 10:00

 

LUGAR: FEAFES Valladolid “El Puente”. C/ Tajahierro nº 2 

Un total de 25 alumnos 4º de  ESO del colegio Reinado Corazón de Jesús y Ntra. Sra. del Pilar asistirán este viernes, 11 de abril, a una jornada de convivencia con los usuarios de los talleres de FEAFES Valladolid “El Puente”.

 

El objetivo es reforzar la formación y motivación para la creación de empresas en las etapas no universitarias, y para ello la Dirección General de Política Educativa Escolar ha creado una estrategia de actuación por la que se establecen orientaciones pedagógicas dirigidas a fomentar la cultura emprendedora entre los estudiantes de primaria, secundaria y bachillerato.

 

Los alumnos han tenido que hacer frente a todo un proceso productivo, desde la elección del producto que deseaban fabricar, pasando por la constitución del grupo de trabajo, las comisiones para evaluar costes de fabricación, materiales, publicidad, hasta la recogida del material y la organización de la fabricación, además de la cumplimentación del proyecto técnico.

 

La última de las fases la completa su visita a los talleres de FEAFES Valladolid. “Junto a la propia experiencia de conocer de primera mano cómo se elaboran algunos de los productos de nuestros talleres, esta actividad les dará la visión de aproximarse a un colectivo con capacidades diferentes y a su trabajo diario, así como comprobar el excelente resultado en sus manufacturas, totalmente competitivas en el mercado actual”, explica Cristina Gómez, coordinadora del Área de Formación e Inserción Laboral de “El Puente”.

 

En definitiva, este viernes se pone el punto final a una acción basada en desarrollar el espíritu emprendedor y la confianza de los alumnos en su capacidad, y que se ha prolongado desde el febrero.

 

“El conocimiento de una experiencia real de este tipo, como es acercarse al colectivo de la enfermedad mental, cumple el doble objetivo de conocer la cultura emprendedora y la aceptación de diferentes colectivos, tratando de conseguir la concienciación de los más jóvenes hacia el valor que estas personas aportan a la sociedad”, añade Cristina.