Alonso: "Vamos a intentar puntuar, pero se antoja difícil"

Fernando Alonso

El piloto español Fernando Alonso (McLaren) apuntó que tratarán de "seguir un poco en la línea de China" en el Gran Premio de Baréin, advirtiendo que no se verán "milagros" y que van a intentar, aunque se antoje "difícil", de conseguir los primeros puntos de la temporada.

"Vamos a seguir un poco en la línea de China e intentar aprender cositas del coche y ver donde están los puntos débiles. La última vez que corrimos con tanto calor retiramos a los dos coches y con problemas de temperatura y de turbo, así que será un buen test para acabar los dos", afirmó Alonso este jueves ante los medios españoles en el circuito de Sakhir.

El asturiano recordó que no sabrán hasta los libres "las prestaciones" del coche, pero que están "confiados en seguir con la línea ascendente, pero con menos progresos porque solo han pasado cuatro días". "Barcelona será una prueba más real", puntualizó.

"Vamos a intentar puntuar, pero viendo el ritmo de China y las condiciones que va a haber, se antoja difícil. Ojalá podamos estar más cerca y en la crono pasar a la 'Q2' y hacer progresos, pero en cuanto a piezas el coche será parecido y no vamos a ver ningún milagro", prosiguió el ovetense.

Alonso indicó que tanto él como su compañero Jenson Button están "implicados al máximo" en la evolución del coche. "Estamos día y noche aportando todo lo que podemos, no tanto en la parte del motor, porque sólo podemos decir que nos falta potencial, pero en cuanto a manejabilidad o prestaciones no tenemos ninguna queja", comentó.

"Queda trabajo con el coche y cuando el motor esté al cien por cien el coche debe estar al cien por cien, pero ahora no lo está ninguna de las dos cosas", agregó el bicampeón del mundo, que reiteró que deben "ir paso a paso incrementando la potencia y las prestaciones". "Debe ser un progreso lógico. El cien por cien de ahora es el 90 por ciento del coche de Barcelona", sentenció.

Sobre el poco espacio entre China y Baréin, el español lo ve positivo. "Ha habido poco tiempo, pero cuando son carreras tan seguidas viene bien para tener continuidad y seguir progresando, porque a veces cuando pasan 15 días no sabes que hacer", confesó.

"Estoy bien. China no fue muy exigente por el calor y porque tiene muchas rectas largas. Me estoy entrenando con total normalidad y estoy al cien por cien aquí", puntualizó el asturiano preguntado por su estado físico.

También está animado pese a que no pueda luchar por las carreras. "Hay que sacar el lado positivo de todas las cosas. Aunque el domingo acabes un poco frustrado y quieras estar en el podio, el tunes tienes un reto por delante y en mi caso es uno de los más excitantes, el de intentar desde cero volver arriba y eso me da un reto y una satisfacción que no me la da ninguna cosa", declaró.

"Si no hubiese ganado nunca, no tuviese un contrato o tuviese 21 años, estaría preocupado, pero con 33 años y habiendo ganado me parece un reto emocionante", agregó el piloto de McLaren.

NO CREE QUE HAMILTON BAJASE EL RITMO A PROPÓSITO

Alonso fue cuestionado por la nueva polémica entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg y sobre si deben predominar las cuestiones individuales o de equipo. "Creo que tienen un ojo en las dos cosas, sobre todo en su caso. Cuando tienes un dominio tan grande empiezas a jugar como el año pasado. Tienen esa posibilidad de ganar fácilmente y pensar un poco en la estrategia individual, pero al final siempre corres para el equipo", remarcó.

Además, subrayó que "no" pensaba que el inglés bajase el ritmo a propósito en Shanghai, "sobre todo ahora en la tercera o cuarta carrera". "Las carreras no son muy divertidas y de todo vemos cosas para sacarle emoción", concluyó con ironía.

Noticias relacionadas