Alonso sigue 'su calvario' y patina de nuevo en Silverstone

El piloto asturiano saldrá en el puesto 17 mientras que la 'pole' ha caído del lado de Rosberg.

El piloto español de Fórmula 1 Fernando Alonso (Ferrari) se ha quedado fuera en la Q1 en la calificación del Gran Premio de Gran Bretaña, algo que no le ocurría desde Malasia en 2010, a causa de una mala estrategia y de un accidente de Adrian Sutil (Sauber) ocasionado por la lluvia que marcó toda una sesión en la que Nico Rosberg (Mercedes) logró la 'pole position'.

  

Apasionante jornada la vivida en el trazado de Silverstone este sábado. Las estrategias fueron las grandes protagonistas a causa de una lluvia intermitente que marcó las tres rondas de la calificación. Los Ferrari no acertaron en sus decisiones y eso ocasionó que tanto Alonso como su compañero Kimi Raikkonen se quedaran fuera a las primeras de cambio.

  

La marca del 'Cavallino Rampante' sacó tarde a sus pilotos a pista y encima lo hizo con los neumáticos equivocados. Alonso y su compañero salieron con los 'slick' en un momento en el que el asfalto estaba bastante mojado. La consecuencia fue que a ambos se les hizo imposible controlar su monoplaza, Alonso sufrió un trompo que le impidió marcar un buen tiempo y cuando se disponía a mejorar sus registros un accidente de Sutil, acompañado con una bandera amarilla, le dejó fuera de combate. El resultado, el español saldrá decimoséptimo.

  

La situación para la escudería italiana se torna por lo tanto dramática, pues en una temporada en la que pocas cosas están funcionando ahora fallan en un circuito en el que por lo mostrado este viernes tenían opciones de podio. Junto a ellos en las últimas posiciones estarán los Williams de Felipe Massa y Valtteri Bottas.

 

Los británicos venían de realizar un gran fin de semana en Austria, donde Massa marcó la 'pole' y Bottas concluyó el Gran Premio en el podio, pero también erraron en la estrategia.

  

Otro que no estuvo fino en sus decisiones fue el piloto local Lewis Hamilton (Mercedes), que a falta de cinco minutos para finalizar la Q3 tenía en su haber el mejor tiempo. Algo con lo que, viendo el estado de la pista, se conformó y que le acabó costando finalizar en sexta posición. Le tocara remontar de nuevo si no quiere que su compañero Rosberg, que hizo la 'pole', se le vaya definitivamente en el Mundial.

  

El alemán se la jugó y salió a pista en los últimos instantes, cuando la pista estaba mojada y parecía imposible mejorar tiempos. Pero resultó que había zonas del circuito que no estaban tan mal y que fue posible mejorar los tiempos que se habían marcado hasta entonces. El actual líder del campeonato firmó un tiempo de 1:35.766 haciéndose así con su cuarta 'pole position' del año.

 

VETTEL, MÁXIMO RIESGO

  

Algo similar a lo ocurrido con los Mercedes sucedió con los Red Bull. Sebastian Vettel, que venía de liderar los terceros libres, se arriesgó a saltar a pista en los últimos minutos y consiguió la segunda posición. Lo hizo cuando no había dado ninguna vuelta en la Q3, por lo que se disponía a salir décimo. Sin embargo Daniel Ricciardo se conformó con el tiempo que tenía creyendo que la pista estaba demasiado mojada para mejorar. Ese conformismo le relegó a la octava posición.

  

Por último señalar que en esta locura de jornada, Jenson Button (McLaren) aprovechó para 'colarse' tercero y lograr su mejor calificación del año y además hacerlo en casa. Así pues jornada emocionante la que se prevé este domingo en Gran Bretaña, con la lluvia como posible protagonista de nuevo, y con varios de los primeros espadas teniendo que remontar para lograr sus objetivos.