Alonso quiere acercarse a Vettel en el inicio de la gira europea

El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) afronta el Gran Premio de Bretaña, octava prueba del Mundial de Fórmula 1, "más en forma y motivado que nunca" para recortar el liderato de Sebastian Vettel (Red Bull), en el inicio de la gira europea que protagoniza el segundo tercio del campeonato.

Tres semanas después del Gran Premio de Canadá, donde Vettel se impuso por delante de Alonso, el circuito de Silverstone toma el testigo antes del resto de citas europeas que seguirán sucesivamente en Alemania, Hungría, Bélgica e Italia. Su tercer triunfo del curso le permitió al alemán estirar el liderato hasta los 36 puntos respecto a su perseguidor.


Alonso aspira a presionar al vigente tricampeón aprovechando un trazado históricamente propicio en el que suma dos victorias (2006 con Renault y 2011 con Ferrari) y tres segundos puestos. Además, la escudería italiana cuenta con el récord de victorias en suelo inglés (16), la última cosechada hace dos años de forma muy emotiva.

En aquella fecha, el piloto asturiano conquistó Silverstone coincidiendo con el 60 aniversario del primer triunfo de la 'Scuderia' por medio de Jose Froilán González. El piloto argentino falleció hace dos semanas, por lo que se presenta nueva oportunidad de homenaje en una prueba que Alonso afronta "más en forma y motivado que nunca".

Sin embargo, el principal objetivo del ovetense es mejorar en la calificación. El bicampeón del mundo lleva 17 Grandes Premios sin estar en la primera fila, aunque en Silverstone el año pasado, aliado con la lluvia, se llevó la 'pole' para acabar luego segundo. Luego hizo otra vez el mejor tiempo en Alemania, pero desde entonces no ha pasado de la tercera plaza lograda en Malasia, China y Bahréin

Al otro lado del 'ring', el gran rival de Ferrari llega a Gran Bretaña marcado por una noticia de impacto. Este mismo jueves, Mark Webber ha anunciado que abandonará la Fórmula 1 la próxima temporada para dar el salto al Campeonato Mundial de Resistencia con Porsche. Su abandono pondrá fin a cinco años de convivencia con Vettel plagados de altibajos.

SOLO ALONSO HA INTERRUMPIDO EL DOMINIO DE RED BULL EN INGLATERRA.

Tras lo ocurrido hace tres meses en Malasia, donde el alemán se saltó las órdenes de equipo para adelantar a su compañero y adjudicarse el triunfo, el malestar de Webber era 'vox populi' a lo largo del 'paddock' y finalmente ni siquiera se ha sentado a negociar la renovación de su contrato que concluye este curso. De esta forma, Vettel se queda sin su 'escudero', que a partir de ahora competirá sin necesidad de rendir cuentas, aumentando así el riesgo de fractura en la escudería austriaca.

En el aspecto meramente deportivo, Red Bull ha dominado las últimas temporadas en Silverstone, con tres victorias en las pasadas cuatro carreras. Curiosamente, Webber suma dos triunfos por uno de Vettel, que en ninguno de los tres años que finalizó campeón logró imponerse sobre el asfalto británico.

Por detrás de los dos principales aspirantes al título, Kimi Raikkonen (Lotus Renault) se sitúa a ocho puntos del español. Sin embargo, la candidatura del finlandés, se ha desinflado en las dos últimas carreras, donde ha sumado un total de tres puntos. El campeón del mundo de 2007 y ganador en el trazado británico ese año quiere retomar el pulso y mostrar credenciales ahora que Red Bull ha empezado la búsqueda de piloto.

La carrera será especial para el cuarto clasificado del Mundial, Lewis Hamilton (Mercedes), que rodará ante su público con ganas de sumar su primera victoria en la escudería germana, algo que ya logró Nico Rosberg en Montecarlo. Ganador en 2008, el británico competirá aliviado tras saber que el caso de los entrenamientos legales en Montmeló se ha saldado con una sanción mínima por parte de la FIA.

Además, Williams aprovechará el fin de semana para celebrar sus 600 carreras en la competición, en un mal momento competitivo muy alejado de los años ochenta y noventa, en los que conquistó nueve Mundiales de Constructores.