Almunia defiende resolver a través del diálogo las "tensiones" por las reclamaciones soberanistas de Cataluña y Euskadi

Considera que Euskadi debe avanzar hacia la armonización tributaria igual que lo hacen los estados miembros de la UE


BILBAO, 8 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, cree que las "tensiones" originadas por las reclamaciones soberanistas tanto de Cataluña como de Euskadi, hay que resolverlas "a través del diálogo" y "acomodar los intereses de unos y otros", que "se defienden mejor con una perspectiva común".

En declaraciones a Radio Nacional, recogidas por Europa Press, Almunia se ha referido a las reivindicaciones soberanistas de Cataluña y Euskadi y su encaje en la Unión Europea. Según ha dicho, prefiere no plantear "hipótesis" sobre su independencia porque considera que "no se va a llegar a poner encima de la mesa".

"Es verdad que hay tensiones, pero hay que resolverlas, como tantas otras veces en el pasado, a través del diálogo y acomodar los intereses de unos y de otros, que se defienden mejor con una perspectiva común, tanto española como europea", ha afirmado.

Según ha señalado, la Unión Europea es "una unión de ciudadanos y de estados", pero "eso no quiere decir que lo que se llama las regiones europeas, en nuestro caso las comunidades autónomas, no tengan un espacio en el juego de las instituciones y del debate europeo".

En ese sentido, ha indicado que las comunidades autónomas "tienen el comité de las regiones, donde están directamente representadas" y donde, según ha recordado, hace unos días estuvo él compareciendo para discutir con las regiones europeas el nuevo marco de ayudas de estado".

Por otro lado, ha destacado que "hay muchas relaciones directas entre comisarios, entre parlamentarios europeos, entre responsables europeos y representantes de regiones europeas".

"Yo, como comisario de Competencia, he recibido, y seguiré recibiendo, en muchas ocasiones representantes de las regiones europeas que me vienen a plantear temas", ha asegurado, para añadir que este mismo viernes ha tenido una reunión con la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco, Arantza Tapia.

No obstante, ha precisado que "la representación en el Parlamento europeo son los ciudadanos, a través de los representantes que han elegido, en el Consejo son los estados miembros, a veces acompañados de los representantes de gobiernos autonómicos o de regiones, y en la Comisión Europea estamos un representante por cada país miembro, aunque no representamos al país miembro, sino el interés general europeo".

FISCALIDAD

Por otro lado, Almunia ha dicho que, de la misma manera que los diferentes estados miembros de la Unión Europea "tienen que avanzar hacia una mayor coordinación tributaria", lo deben hacer los territorios dentro de un estado, como Euskadi, que tienen un margen de autonomía muy amplio, como son las diputaciones forales".

Almunia ha destacado que hay sentencias de la Corte de Justicia que "reconocen a las instituciones forales el ámbito de competencia que se les reconoce en el marco constitucional español y en el Estatuto de Autonomía del País Vasco".

En ese sentido, preguntado como casa avanzar hacia la armonización fiscal con el hecho diferencial vasco recogido en el Estatuto, ha considerado que, "igual que los diferentes estados miembros tienen que avanzar, a veces se avanza a más velocidad a veces a menos, hacia una mayor coordinación tributaria, en algunos casos hacia una mayor armonización tributaria, con la misma razón exactamente aquellos territorios dentro de un estado que tienen un margen de autonomía muy amplio, como son las diputaciones forales".

VERIFICADORES

Sobre el papel que puede jugar la Unión Europea en el proceso de pacificación en Euskadi y en relación a la próxima visita al País Vasco de la denominada Comisión Internacional de Verificadores después de reunirse con la cúpula de ETA es Oslo, Almunia ha indicado que la Unión Europa no se involucra "directamente en ese tipo de conversaciones".

No obstante, ha añadido que, "obviamente, como cualquier tema serio que afecta a varios estados miembros, nos preocupa, se sigue con más o menos detalle todo tipo de actividad ligada a algo tan importante como es la paz y la normalización, pero no hay ningún papel en particular".