Alimentos y turismo, unidos en beneficio de los empresarios en la creación de la marca ‘Restaurantes de la Tierra'

La finalidad de esta nueva enseña es distinguir a los restaurantes que regularmente se proveen de productos de Castilla y León que llevan el distintivo ‘Tierra de Sabor’.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, y la de Cultura y Turismo, Alicia García, han firmado esta mañana un protocolo de colaboración entre ambas consejerías y cinco asociaciones de referencia de la restauración de calidad en Castilla y León para colaborar en el desarrollo y difusión de la marca ‘Restaurantes de la Tierra-Tierra de Sabor Castilla y León’. La finalidad de esta nueva enseña es distinguir en el mercado a los restaurantes que regularmente se proveen de productos originarios de Castilla y León que llevan el distintivo ‘Tierra de Sabor’ y el reconocimiento de un distintivo de calidad turística en el ámbito de la gastronomía y la restauración.

 

La Junta de Castilla y León impulsó, en el año 2009, la creación de ‘Tierra de Sabor’, una marca para distinguir los productos de calidad de la Comunidad. Una enseña creada dado el potencial, tanto en variedad como en calidad, de la agroalimentación de la Región. Este sector está formado por 3.200 empresas que dan empleo a 36.800 trabajadores y cuya cifra de negocio se ha ido incrementando hasta superar, en 2011, los 10.300 millones de euros. El sector agroalimentario de la Comunidad además de destacar por su amplia variedad de empresas y productos lo hace por la calidad, donde Castilla y León, con 59 figuras de calidad reconocidas, lidera el ranking de las comunidades autónomas de España.

 

‘Tierra de Sabor’ ha conseguido en este tiempo el respaldo de los consumidores y del propio sector, como lo demuestra que actualmente hay más de 4.000 productos bajo la enseña, y que es conocida por el 60% de los consumidores españoles.

 

Sobre la base de este potencial agroalimentario y como parte de la cultura regional, Castilla y León se ha convertido en un referente de la gastronomía de calidad pues ha sabido mantener los platos tradicionales e incorporar las propuestas culinarias más innovadoras de la mano de los profesionales de la restauración basándose, en ambos casos, en una materia prima de altísima calidad.

 

A esto hay que añadir que el turismo gastronómico es un turismo experiencial y la gastronomía se ha convertido en un factor clave de la experiencia turística que el visitante vive en Castilla y León. En este sentido, el 73,4 % de los visitantes que acudieron a Castilla y León entre los meses de mayo y diciembre de 2012 se quedaron a comer en algún restaurante de la Comunidad, dando una valoración de 7,8 puntos sobre 10 a la experiencia. En cuanto al gasto turístico, la restauración representó de mayo a diciembre de 2012 un total del 15,7 %, lo que supone cerca de 305 millones de euros.

 

Las sinergias entre la variada producción del sector primario, la elaboración de una industria competitiva y la relevancia de la gastronomía de la Comunidad como motor de la industria turística han motivado el nacimiento de esta nueva propuesta que son los ‘Restaurantes de la Tierra- Tierra de Sabor Castilla y León’. Para su desarrollo y puesta en marcha, se ha firmado esta mañana un protocolo de colaboración entre las consejerías de Agricultura y Ganadería y Cultura y Turismo; la Federación Castellano y Leonesa de Empresarios de Hostelería; la delegación de Castilla y León de la Asociación Comunidad Europea de Cocineros, Eurotoques; la Asociación de Asadores de Lechazo de Castilla y León; la Asociación de Maestres de Cocina de Castilla y León y la Asociación de Sumilleres de Castilla y León. Al mismo tiempo, supone la unificación de dos distintivos tan importantes para la Comunidad como la marca turística ‘Castilla y León es vida’ y la enseña para los productos de calidad ‘Tierra de Sabor’.

 

Con la puesta en marcha de esta iniciativa conjunta, que responde perfectamente a los criterios de estrategia turística de la Junta de Castilla y León, se apuesta por la calidad de la oferta turística de Castilla y León, por la especialización como factor de diferenciación con otros destinos turísticos, por el apoyo al sector privado, por el incremento de visitantes, pernoctaciones y mejora del gasto turístico, y se da un importante empujón a la promoción y comercialización de la oferta gastronómica de restauración de la Comunidad como elemento fundamental de la oferta turística.

 

Además, el proyecto busca seguir potenciando el grado de conocimiento de ‘Tierra de Sabor’, con su introducción en nuevos canales de comercialización, como la hostelería, y convirtiendo a los profesionales de la restauración de Castilla y León en prescriptores de primer nivel para dar a conocer la riqueza y variedad de los productos amparados bajo la marca. Un sello que es garantía de la identificación en origen, autenticidad de producto y calidad.

 

En su vertiente turística, la gastronomía hace años que dejó de ser un producto turístico complementario para convertirse en sí misma en una motivación del viaje de muchos turistas. Es un recurso turístico transversal que se complementa perfectamente con el resto de productos de la oferta turística de Castilla y León como el turismo cultural, turismo de naturaleza, turismo de salud, turismo familiar o turismo religioso. Es, además, un producto turístico que contribuye a desestacionalizar la oferta, ya que, al ser un recurso vivo durante todo el año, ofrece una gran variedad de posibilidades que permiten una renovación continua y aportan un gran valor a Castilla y León como destino turístico.

 

Quiénes pueden solicitarlo

 

Para pertenecer a la marca ‘Restaurantes de la Tierra-Tierra de Sabor Castilla y León’, hay que presentar una solicitud y pueden hacerlo aquellos restaurantes que elaboren menús y cartas con productos agroalimentarios autorizados bajo la enseña para los productos agroalimentarios de calidad de la Comunidad y cumplan con todos los requisitos especificados en el Reglamento de Uso. Esta solicitud se podrá hacer entre el 2 de enero y el 30 de junio de cada año, y en este primer año el plazo se amplía hasta el 30 de septiembre.

 

En cuanto a las condiciones de adhesión se prevén en el Reglamento de Uso de la Marca dos tipos de requisitos: por un lado, las condiciones imprescindibles de acceso, que son aquellas que obligatoriamente deben cumplir en su totalidad los establecimientos interesados en poder pertenecer a este nuevo distintivo; y, por otro lado, los parámetros valorables, que definen requisitos y condiciones que pueden ser objeto de valoración, según lo establecido en el Reglamento, y que deben ser cumplidos al menos en un 60% para poder pertenecer a la marca. Además de utilizar productos ‘Tierra de Sabor’ los restaurantes que quieran adherirse tendrán que cumplir unos requisitos de calidad desde el punto de vista turístico recogidos en el reglamento de uso en cuanto a formación, conocimiento de idiomas, equipamiento y accesibilidad del establecimiento, o participación en acciones promocionales.