Alicia García defiende la enogastronomía como recurso clave y estratégico para el turismo en Castilla y León

Foto de familia con Alicia García de los premiados en la Gala de la Ademia de Gastronomía. / Foto: Antonio S. Sánchez
Ver album

El Palacio de Superunda de la capital abulense ha acogido los Premios de la Academia Castellano y Leonesa de la Gastronomía de Castilla y León, en los que han sido entregados un total de siete premios por la labor de los empresarios del gastronómico de la región.

Los galardonados en esta edición han sido Pedro Mario Pérez, por su trabajo en el restaurante 'El Ermitaño' en Benavente; Alberto Soto Doncel, por su trayectoria como cocinero y su actual labor en el restaurante 'Cepa 21' de Valladolid; Salvador Alcalde por su profesionalidad como jefe de sala en el restaurante 'Ojeda' de Burgos; Mariano García por creer en el enoturismo a través de Bodegas Mauro; a la revelación gastronómica de 2014, José Manuel Vázquez, por su queso de cabra pirámide Hircus; en el sector agroalimentario, a Samuel Moreno Rioja por su impulso a la Marca de Garantía 'Torrezno de Soria' y a la empresa palentina Cascajares por su ejemplo en el sector de la industria agroalimentaria, según la academia que ha entregado los galardones.

 

Alicia García, consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, ha felicitado a todos los premiados por "contribuir de forma decisiva, a través de su esfuerzo y su buen hacer, al posicionamiento de Castilla y León como uno de los principales destinos de turismo enogastronómico de España y del mundo", lo que ha calificado como "un recurso clave y estratégico de la oferta turística a través del apoyo a la calidad del sector".

 

La consejera ha recordado que, en los últimos años, "la gastronomía se ha convertido en un atractivo turístico en sí mismo para cualquier destino, un producto turístico cada vez más demandado que resulta fundamental para mejorar el posicionamiento nacional e internacional de la Comunidad".

 

La Junta impulsará en 2015 la formación turística a través de 85 cursos de los que podrán beneficiarse 2.150 profesionales del sector, cursos que incorporan como una de sus materias básicas la formación en el ámbito de la gastronomía y la restauración. Y, según la consejera, "la segunda de las herramientas se materializa a través del apoyo económico al sector, con convocatorias de ayudas para el impulso de la calidad del sector turístico como la que se ha publicado recientemente, con un presupuesto de 1,5 millones de euros".

 

Por su parte, Julio Valles, presidente de la Academia Castellana y Leonesa de Gastronomía y Alimentación de Castilla y León, organizadora de los premios, ha destacado que "elegimos Ávila para la celebración de esta edición de los premios por tantas cosas como celebran este año y las instituciones rápidamente nos han ayudado". En cuanto al tema gastronómico, ha señalado que "en Castilla y León tenemos la mayor despensa de Europa, la más extensa y variada, entre otras cosas por la diversidad del clima que tenemos, además de que es la que más denominaciones de origen tiene".

 

Al final del evento, los premiados y asistentes pudieron desgustar diferentes productos, tanto comida como bebida, con la marca de 'Ávila Auténtica', que no quiso faltar a la cita al realizarse en tierras abulenses.