Algunas familias desalojadas de Viana de Cega pueden volver a sus casas aunque se mantiene la alerta

El delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo-Figueroa, ha asegurado que el deshielo, la retirada de troncos que habían taponado puentes aguas arriba del Cega y la crecida del río Pirón han sido las posibles causas del "inesperado" desbordamiento del río en Viana de Cega.

  

 

En declaraciones a los medios de comunicación, recogidas por Europa Press, Trillo-Figueroa ha reconocido que, pese a que Protección Civil había previsto el estado de alarma "desde hace una semana" por las lluvias continuadas que han caído en Castilla y León, no se esperaba una avenida "tan grande" como la que se ha producido esta noche en Viana, donde han sido desalojadas 16 viviendas.

 

El delegado, que coordina el Plan de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones en Castilla y León (Inuncyl) decretado en la mañana de este jueves, ha apuntado que se ha dado la circunstancia que en la pasada noche se han retirado troncos de dos puentes cercanos -uno de ellos el de Mojados, donde también se ha desbordado el río-, lo que ha propiciado que el caudal fuera más intenso aguas abajo.

 

Además, se ha referido a la crecida del río Pirón, que tributa al Cega, y al deshielo en las zonas de montaña de Segovia donde nace este cauce, como otras posibles "circunstancias adyacentes" de la avenida, a la que ha calificado de "inesperada".

 

La Delegación Territorial ha tenido conocimiento de la situación en Viana "en torno a las 6 ó 7 de la mañana" de este jueves de que en la curva que el Cega hace en Viana el río había rebasado sus límites y estaba afectando a varias casas de la localidad. Por ello, de forma "inmediata", el delegado ha declarado el grado 2 de la alerta Inuncyl.

 

Así, hasta el lugar se han trasladado medios de Protección Civil de la Junta de Castilla y León, de la Guardia Civil, de los Bomberos de Valladolid capital y de la Diputación y la asociación de voluntarios buceadores que han trabajado durante toda la mañana en las labores necesarias.

 

Así, con la intervención de varias lanchas se ha podido rescatar a las personas que se encontraban en las viviendas más afectadas, donde se ha inundado el sótano y la planta baja. En total, se ha evacuado a 16 familias -algo más de 20 personas en total- que en primer lugar se han "refugiado" en la Casa de Cultura del municipio y que posteriormente, como ha detallado Trillo-Figueroa, se han alojado en casas de "familiares y vecinos".

 

Los trabajos actualmente se centran en tratar de quitar el agua que existe en las viviendas, por lo que el delegado territorial ha apuntado que el programa de realojo "posiblemente no sea muy necesario". En este sentido, ha apuntado que Protección Civil cuenta "no sólo hoy" con un Plan Operativo para los casos en que haya que realojar a personas por inundaciones.

 

En cuanto a la previsión de los próximos días, se espera que a partir de la tarde de este jueves puedan producirse nuevas lluvias en la provincia de Valladolid, por lo que se mantendrá la vigilancia, si bien el nivel 2 de alerta quedó desactivado a las 13.00 horas.

 

Por su parte, el director general de Protección Civil de la Junta de Castilla y León, Fernando Salguero, ha añadido que la situación de "alerta" es extensiva a "toda la Comunidad", pues en las últimas horas se han producido desbordamientos en el río Duratón en la provincia de Segovia. Precisamente, la segoviana es la provincia más afectada junto a Valladolid por las lluvias y los deshielos.

 

Con las precipitaciones previstas para esta tarde y mañana se espera que pueda haber más inundaciones, por lo que, según Salguero "están en alerta todos los servicios de protección ciudadana".

Noticias relacionadas