Alguien siempre al otro lado del teléfono

El Ayuntamiento de Ávila y Cruz Roja renuevan el convenio de teleasistencia que se presta desde los servicios sociales del consistorio desde el año 2000. El servicio permite dar servicio a 324 personas y tiene un coste de 75.000 euros anuales, es decir, cuesta 19 euros mensuales por persona

Esta mañana se han renovado entre el Alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, y el presidente de Cruz Roja Ávila, Javier Cerrada, el convenio que permite dar el servicio de teleasitencia a las personas mayores de la ciudad que viven solas en casa.

 

El servicio se presta en la actualidad a 324 usuarios, “atendiendo la totalidad de las solicitudes realizadas sin que exista lista de espera”; como señalaba Miguel A. García Nieto. El precio que se tiene que pagar por usuario al mes es de 19 €, lo que ha supuesto una rebaja de 3,83 € (costaba 22,83) para toda Castilla y León.

 

Es un servicio que se realiza los 365 días del año, las 24 horas del día, a través de 40 voluntarios de  Cruz Roja  y que permite a las personas mayores permanecer en sus casas sin tener que ir a una residencia y abandonar sus domicilios.

 

En el año 2000 cuando se firmó por primera vez el convenio “Ávila fue pionera en este tipo de servicios. Partimos de cero usuarios pero hemos ido aumentando en usuarios y en servicios”, según afirma Javier Cerrada.

 

El servicio básico consiste en instalar un teléfono a los usuarios y un dispositivo que les permite ponerse en contacto con la centralita para pedir ayuda, “bueno la mayoría de las llamadas, por suerte, simplemente es porque quieren hablar con otras personas”, añade Cerrada.

 

Pero ahora también instalan servicios de detección de humos y gases para la vivienda, un dispositivo por si hay personas extrañas o un detector de caídas que se pone en contacto con los servicios sanitarios de forma rápida para atender a los usuarios del servicio.

 

El servicio de teleasistencia es gratuito para algunos de sus usuarios, los servicios sociales del Ayuntamiento calculan el importe que tendrían que abonar.