Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Alemania, como campeona mundial pero con más hambre de gloria

La selección alemana de fútbol

La selección alemana afronta la Eurocopa de Francia con la vitola de máxima favorita, un privilegio que le concede tanto su pasado, ya que el único tricampeón junto con España, como su presente, con un equipo muy poderoso y conjuntado que se proclamó campeón mundial.

 

 

FICHA TÉCNICA

-Participaciones en Eurocopas: Doce (1972, 1976, 1980, 1984, 1988, 1992, 1996, 2000, 2004, 2008, 2012 y 2016).

-Títulos: Tres (1972, 1980 y 1996).

-Mejor resultado: Campeón.

-Palmarés: Cuatro Mundiales (1954, 1974, 1990 y 2014) y tres Eurocopas (1972, 1980 y 1996).

-Cómo se clasificó: Primero del Grupo D.

La 'Mannschaft' es el valor seguro por excelencia en el fútbol de selecciones, ese equipo que, independientemente de la calidad de su plantilla, siempre rinde al máximo nivel, una condición histórica que ha refrendado bajo el mando de Löw, quien esta a punto de cumplir una década en el cargo.

Desde que el técnico de Schönau se hizo cargo de la selección sustituyendo a Jürgen Klinsmann, Alemania siempre ha alcanzado como mínimo las semifinales de los cinco grandes torneos disputados en este periodo, pero solo logró tocar la gloria en Brasil, donde superó a Argentina con un gol de Mario Götze en la prórroga (1-0).

La histórica goleada en semifinales de aquel Mundial ante la anfitriona (1-7) fue la sublimación de un generación macerada durante años con nombres propios muy claros: Manuel Neuer, Bastian Schweinsteiger, Thomas Müller, Mesut Özil, Toni Kroos o el capitán Philipp Lahm, que abandonó la selección tras el Mundial.

En la Eurocopa, Alemania lleva dos décadas sin saborear la gloria -en parte por culpa de España- después de proclamarse campeona en 1972, 1980 y por última vez en 1996, con la única final que se resolvió por 'gol de oro', anotado por Olivier Bierhoff ante la República Checa (2-1). Ahora, buscará el cuarto entorchado en su duodécima participación, para la que se clasificó como primera del Grupo D.

Sin embargo, la fase de clasificación no fue tan cómoda como se esperaba y encajó sendas derrotas en Polona (2-0) e Irlanda (1-0), así como un empate en casa ante los irlandeses (1-1). La fuerza del conjunto y los goles de Müller (9) evitaron cualquier sorpresa en una selección que solo se ha perdido una fase final en toda su historia, la Eurocopa de Italia en 1968.

Además del retirado Lahm, las bajas más sensibles en su convocatoria son las de Ilkay Gündogan (Borussia Dortmund) por una lesión de rodilla y de su compañero de equipo Marco Reus, que tampoco ha llegado a tiempo por sus problemas físicos, igual que le ocurrió en el Mundial de Brasil.

Repiten 14 jugadores que se proclamaron campeones del mundo hace dos años, en una lista donde se va notando el relevo generacional con la aparición de jóvenes valores como Joshua Kimmich o Julian Weigl, aunque siguen veteranos como Mario Gómez. Además de Kroos, la liga española está representada con Marc-André ter Stegen (Barcelona) y Shkodran Mustafi (Valencia).

MÜLLER, EL GOLEADOR 'FEO'

Su máximo estilete en ataque es Müller, que viene de conquistar otro doblete con el Bayern Munich, equipo que aporta seis jugadores al combinado nacional. El de Baviera saltó al escaparate planetario en el Mundial 2010 de Sudáfrica, donde, con apenas 20 años, se alzó con la Bota de Oro al máximo goleador.

Desde aquel momento, se confirmó como un anotador de talla mundial a pesar de su estilo habitualmente calificado como hosco, pero sin duda efectivo, como volvió a demostrar en Brasil 2014, donde se llevó la Bota de Plata.

A sus 26 años, ya ha superado los 70 partidos y 30 goles con la selección germana, muestra de una madurez que aún promete dar sus mejores frutos tanto en su equipo nacional como en el Bayern, con el que esta temporada renovó hasta 2021, acallando los continuos cantos de sirena que le llegaban desde Manchester. Llega después de anotar 32 goles en 52 partidos oficiales con su club esta temporada.

LÖW, UNA DÉCADA DE ESTABILIDAD PARA ALEMANIA

Löw está a punto de cumplir diez años en el banquillo de la 'Mannschaft', una rareza de longevidad en el fútbol mundial que le empareja con Vicente del Bosque. Quiere completar su palmarés como entrenador con una Eurocopa, después de tropezar con España en la final de 2008 (1-0) y con Italia en la semifinal de 2012 (2-1).

Como futbolista, Löw fue un delantero internacional que jugó en las categorías inferiores de la selección alemana, pero nunca llegó a jugar con la absoluta ni a alcanzar sus logros posteriores como seleccionador durante su paso por Friburgo, Stuttgart, Eintracht Frankfurt o Karlsruher.

Tras acabar su carrera como entrenador-jugador en Suiza, vivió experiencias como primer técnico en Alemania y Turquía antes de convertirse en asistente de Klinsmann en 2004, con el que vivió la experiencia del Mundial de Alemania de 2006. Precisamente tras esa cita, tomó el relevo de su mentor y accedió un cargo donde se ha labrado un nombre en la historia del fútbol mundial y con el que tiene contrato firmado hasta el Mundial de Rusia.

 

Noticias relacionadas