Alemania clama por 'vendetta' ante su verdugo histórico

Italia-Alemania o uno de los grandes clásicos europeso

Alemania e Italia se jugarán este sábado una plaza para las semifinales de la Eurocopa de Francia (21.00 horas/Telecinco) en el choque más sonado de cuartos de final, duelo que los germanos afrontan soñando con una 'vendetta' que le permita saldar muchas cuentas histórica ante su histórica 'bestia negra', una 'azzurra' muy reforzada tras desalojar a España del trono.

 

POSIBLES ALINEACIONES.

ALEMANIA: Neuer; Kimmich, Boateng, Hummels, Hector; Kroos, Khedira; Müller, Özil, Draxler; y Gómez.

ITALIA: Buffon; Barzagli, Bonucci, Chiellini; Florenzi, Sturaro, Parolo, Giaccherini, De Sciglio; Pellè y Éder.

ÁRBITRO: Viktor Kassai (HUN).

ESTADIO: Stade de Bordeaux.

HORA: 21.00/Telecinco.

Ochos Copas del Mundo atesoran entre ambas selecciones y ocho veces se han visto las caras en grandes torneos. Nunca ganó Alemania. Todo empezó en la semifinal del Mundial 1970 (victoria italiana 4-3 en la prórroga), continuó en la final del Mundial 1982 (3-1) y se alargó en la semifinal del Mundial 2006 de Alemania (0-2).


Hitos de una rivalidad claramente volcada del lado italiano cuyo último precedente se produjo en las semifinales de la última Eurocopa 2012, donde los italianos lograron plantarse en la final con doblete de Mario Balotelli (2-1).

Así que le sobran ganar de revancha a Alemania. Los germanos, tras eliminar a Eslovaquia en octavos de final (3-0), han empezado a deslumbrar y a mostrar poco a poco sus credenciales. De menos a más, la actual campeona del mundo ha llegado a los cuartos de final sin recibir ningún gol en lo que se ha disputado de campeonato.

Ante Eslovaquia, los germanos se impusieron de principio a fin. Abrieron el electrónico a los diez minutos de juego con tanto de Jerome Boateng. Mario Gómez, al borde del descanso, dejó las cosas aún más de cara para ellos y, en la segunda mitad, Draxler fue el encargado de poner el punto y final y sellar la eliminatoria.

El cruce es, probablemente, el más complicado hasta el momento, ya que ambas selecciones se encuentran en el 'lado fuerte' del cuadro y han mostrado un alto nivel en el último encuentro. Pese a la dificultad que supone el partido, la fortuna parece estar de cara para el seleccionador germano, Joachim Löw, al disponer de la totalidad de su plantilla salvo sorpresas de última hora.

ITALIA, CON PROBLEMAS EN LA MEDULAR

Por otro lado, los transalpinos tendrán que recomponer su esquema a causa de las dudas, casi bajas seguras, de Candreva y De Rossi. El jugador de la Lazio ya fue baja ante España y Florenzi ocupó su lugar en la banda derecha.

En este caso, sin De Rossi, Italia pierde una de las piezas más fundamentales de su esquema y sería el juventino Sturaro el encargado de ocupar su lugar. Tampoco estará el sancionado Thiago Motta, que cumplirá ciclo de tarjetas amarillas después de ser amonestado por segunda vez.

Italia se deshizo de la selección española (2-0), con tantos de Chiellini y Pellè, después de mostrar su superioridad en prácticamente todo el encuentro. El resultado pudo ser más amplio, pero la gran actuación de De Gea minimizó el gran partido de los italianos y evitó lo que podría haber sido una goleada mayor.

De este modo, Italia afronta el choque con la experiencia y el alto ritmo mostrado al eliminar a España. Con un grupo sólido y ordenado desde la defensa y sin deslumbrar por su calidad, es una de las sensaciones de esta Eurocopa. Por contra, los germanos, de menos a más en el torneo, tendrán que seguir en dinámica ascendente si quieren continuar su aventura en tierras francesas.