Alcohólicos Rehabilitados Valladolid advierte de que el 60% de la población "raya" el alcoholismo

Imagen de la zona de Las Moreras tras un botellón. TRIBUNA

ARVA contabiliza anualmente casi las mismas bajas que altas aunque cada vez es mayor la cifra de mujeres y su juventud.

Alcohólicos Rehabilitados de Valladolid (ARVA) atiende a un 30% de 35 años y ha advertido de que el 60% de la población "raya" el alcoholismoAsí lo ha puesto de manifiesto el presidente de ARVA, Julián Rodríguez, quien en una rueda de prensa celebrada en el Ayuntamiento junto a la concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero, y César Vega, del Secretariado de Asuntos Sociales de la Universidad de Valladolid, ha advertido de que anualmente reciben a una media de 120 personas.

 

En concreto, este año han sido 102 los llegados hasta octubre de los cuales 19 son "reinicios": personas que tras los tres años de alta terapéutica vuelven a la situación inicial, por lo que ha recomendado continuar en la Asociación tras el fin del tratamiento.

 

ARVA contabiliza anualmente casi las mismas bajas que altas aunque cada vez es mayor la cifra de mujeres y su juventud. Así, entre el 30 y el 35% de las personas atendidas en ARVA no supera los 35 años, a lo que Rodríguez ha sumado un porcentaje de éxito en la rehabilitación del 35%. No obstante, alrededor del 60% de la población "si no es alcohólica, está rayando".

 

Sánchez ha aprovechado la conmemoración, este domingo, del Día sin Alcohol, para recordar que todo el mundo es "responsable" de esta enfermedad, también los hosteleros, y destacar que los jóvenes son "sanos" y que no todos los que acuden a los botellones beben porque, en muchos casos, se acude para socializar.

 

El problema, según César Vega, radica en el hecho de que se consuman todas las unidades en una única toma, es decir, que toda la ingesta se concentre en un mismo día, en un mismo momento, riesgo que la juventud no percibe. "Está comúnmente aceptado", ha lamentado.

 

LA PREVENCIÓN, "TEMA PENDIENTE"

 

Por su parte, Romero ha apuntado a la prevención del alcoholismo y a la promoción de otros hábitos de ocio como "temas pendientes" a trabajar en el seno del Consejo Municipal de Drogodependencias, que además debe de estrechar la colaboración con otras organizaciones.

 

La concejal ha considerado "a todas luces insuficientes" las acciones de concienciación y sensibilización de un hábito presente entre el 30 y 35% de la mortalidad en la carretera y en el 35 por ciento de los accidentes laborales.

 

"Tenemos que ser mucho más proactivos", ha reconocido Romero, quien ha apuntado a los trece años y medio como edad media de inicio del consumo en la Comunidad y de repasar las acciones que, tanto con jóvenes como con docentes y familias, se apoyan para advertir sobre los efectos del alcohol.

 

De este modo, se ha llegado a 5.000 jóvenes en zonas de ocio, a 400 docentes y padres y a cerca de un millar de escolares y a casi un centenar de estudiantes de ciclos formativos.

 

Por su parte, César Vega ha recordado las tres vertientes en las que trabaja la Universidad: la prohibición taxativa de consumo de alcohol en sus dependencias y la negativa, desde 2009, a la celebración de botellones; las acciones de sensibilización entre los estudiantes y la introducción del tema en las propias titulaciones.